Análisis La Paz

Renovar el sistema de salud para una atención con calidad y calidez pasa por cambiar sistemas de planificación y coordinación

  • Un nuevo enfoque plantea reforzar los cuidados a la población en la fase de la prevención, en vez de priorizar la enfermedad.
  • Deben adoptarse mecanismos de monitoreo, de participación social y despolitización del sector.

Baja ejecución presupuestaria, planificación deficiente, desconocimiento de normas, poca coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y politización del sector son algunos rasgos del diagnóstico del estado de la salud en Bolivia, de acuerdo con un análisis realizado por Fundación Jubileo, en el contexto del debate rumbo a las elecciones de autoridades departamentales y municipales.

La radiografía del sector ya exponía una antigua crisis sin solución, pero el cuadro se agravó por la pandemia del coronavirus, dejando en evidencia la precariedad y limitación en infraestructura, equipamiento, acceso a medicamentos y personal médico y de apoyo.

Desde el análisis del Dr. Oscar Lanza, especialista en Salud Pública, para lograr una atención en salud con mayor calidad y calidez es necesario un cambio de enfoque que parta de la prevención.

“Se tiene el enfoque erróneo que con médicos especialistas se mejorará la salud, cuando la verdadera solución está en formar y dotar sobre todo de médicos generales, con formación de postgrado en medicina familiar, que tengan un enfoque diferente de no centrarse solo en la enfermedad, sino en las Determinantes Sociales de la Salud (DSS)”.

Estas Determinantes Sociales de la Salud implican proveer las condiciones para que las personas accedan a vivienda digna, agua pura y potable, saneamiento básico, educación en salud, promoción de la salud, prevención de riesgos y enfermedades, investigación local, innovación de estrategias y empoderamiento comunal en salud.

Pero también pasa por evitar la contratación de profesionales y trabajadores en salud sin suficiente preparación y sin compromiso social, y por resolver la escasez de recursos humanos, dejando de lado la interferencia político partidaria.

De acuerdo con el planteamiento del Dr. Lanza, es necesario profundizar en la construcción de una institucionalidad y una cultura de la salud, con una visión autonómica para garantizar el acceso universal para humanizar el sistema de salud. Esto sería posible si se delegan roles, responsabilidades y esfuerzos, asegurando mayor control, apertura, transparencia, monitoreando sus progresos y restricciones periódicamente a través de indicadores positivos y verificables de la salud, y no solo mediante indicadores negativos de enfermedad.

Estas evaluaciones serias, confiables e independientes, impactarían mejor en la atención de los servicios de salud, evitando que su inapropiado cumplimiento repercuta en el ejercicio pleno del derecho a la salud de la población.

“La salud debe ser percibida como un derecho y un logro común al que todos los actores directos e indirectos deben comprometerse, y por ello debe ser parte de la agenda política”, subraya Lanza.

Entre los problemas y conflictos en gestión de la salud en los diferentes niveles de gobierno están los relacionados con el incumplimiento de normas y marco administrativo en salud, falta de coordinación y comunicación entre personal municipal, Servicio Departamental de Salud y Ministerio de Salud.

También se advierte una deficiente coordinación entre personal médico y administrativo en los centros de atención, falta de conformación del sector social de salud que se expresa en escasa o nula gobernanza, entre otros factores.

Según la Constitución Política del Estado (art. 18), “todas las personas tienen derecho a la salud. El Estado garantiza la inclusión y acceso a la salud de todas las personas, sin exclusión ni discriminación alguna. El sistema único de salud será universal, gratuito, equitativo, intracultural, intercultural, participativo, con calidad, calidez y control social”.

En este contexto, los candidatos y candidatas debieran responder preocupaciones centrales para el futuro de las regiones y municipios:

La emergencia sanitaria por la Covid-19 ha evidenciado una crisis de la salud en Bolivia. En el marco de sus competencias, ¿cómo plantea dar solución a los problemas relacionados con la escasez de recursos humanos, infraestructura, equipamiento e insumos médicos para brindar un servicio de mayor calidad y calidez? 

En el marco de una visión autonómica, ¿qué propone para generar una cultura de salud en su población y fortalecer la institucionalidad de la salud en su región?

Las Determinantes Sociales de la Salud (DSS) comprenden la provisión de vivienda digna, agua pura y potable, saneamiento básico, educación en salud, promoción de la salud, prevención de riesgos y enfermedades, investigación local en salud, innovación de estrategias y empoderamiento comunal en salud. Al respecto, ¿qué estrategias implementaría para hacer efectivas estas determinantes en su departamento/municipio?

www.jubileobolivia.org.bo
Serie:
10 temas clave para la gestión de gobernaciones y municipios
Febrero 2021