Santa Cruz

Religiosos de Santa Cruz lanzan campaña para ayudar a las monjas de Sucre a pagar deuda con la aduana

La Aduana les impuso una abultada multa de $us 122 mil, a raíz de problemas administrativos en la recepción de contenedores con donaciones destinadas al hospital Santa Bárbara que llegaron hace 12 años. Los religiosos califican esa deuda de “injusta” y se suman a la campaña solidaria.

♦ Se pide a todas las congregaciones religiosas de Santa Cruz hacer su aporte a la cuenta bancaria del padre Bernardo Gantier Nº 1-25456620 en el Banco Unión.

Después de más de 117 años de servicio en el hospital Santa Bárbara, las religiosas de la congregación “Siervas de María” se retiraron, tras entregar los espacios que habitaban en ese nosocomio y pedir, eso sí, que sean destinados únicamente a la atención de los enfermos.

A esta congregación, la Aduana impuso una multa de $us 122 mil a las Siervas de María a raíz de problemas administrativos en la recepción de contenedores con donaciones destinadas al hospital Santa Bárbara que llegaron hace 12 años. Por la deuda, la Aduana embargó dos inmuebles de la congregación que están en Lajastambo y Aranjuez.

Este hecho motivó que las señoras voluntarias a través de un mensaje por las redes sociales comenzaran una cruzada para recaudar dinero y saldar la deuda. Abrieron una cuenta Nº 1-25456620 en el Banco Unión, que está a nombre del padre Bernardo Gantier, Rosa Ovando y Elva Wayar del voluntariado, para que la gente deposite su colaboración

Es en este contexto, que los religiosos de Santa Cruz, organizados en la Conferencia Boliviana de Religiosos- regional Santa Cruz, decidieron apoyar a las Siervas de María a recaudar el dinero para pagar esa abultada e injusta deuda con la aduana.

Este martes se reunieron con Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, Obispo auxiliar de Santa Cruz y responsable de la Vida Consagrada con quien “se logró definir el apoyo de los religiosos y religiosas de Santa Cruz para conseguir recursos económico y atenuar esa deuda injusta” comentan  la hermana Susana Guzman y el Padre Guillermo Siles, presidente de la vida consagrada y miembro del directorio, respectivamente.

Sin embargo, los religiosos no pierden la esperanza que se consiga la condonación total de la deuda por considerarla injusta e inmerecida “apelamos a una condonación, a la misericordia porque el servicio que han hecho ellas debería de ser reconocido pero eso no nos va a impedir de ser solidarios como religiosos de Santa Cruz”.

¿Cómo ayudar?

Concretamente, la forma en que se apoyará es en la recaudación de dinero para pagar la deuda “Dado que  se necesita dinero se pide a todas las congregaciones religiosas de Santa Cruz hacer su aporte a la cuenta bancaria del padre Bernardo Gantier Nº 1-25456620 en el Banco Unión. Porque  consideramos que es una cuenta legítima, indican los representantes del CBR-SCZ.

Además del aporte que se espera de las congregaciones religiosas, Monseñor Estanislao sugirió también que cada congregación sensibilice a la gente con quienes trabajan para ver cómo ampliar este gesto solidario.

Oficina de prensa de la Arquidiócesis de Santa Cruz.