Destacadas

¿Qué pensar de la renuncia del Papa Benedicto XVI?

El Papa Benedicto XVI ha sorprendido una vez más a todo el mundo, esta vez para anunciar que libremente ha decidido abdicar del Pontificado por su avanzada edad y su delicado estado de salud, sobre todo porque según sus palabras los desafíos a los que se enfrenta la Iglesia Católica hoy requieren de una solidez física y espiritual.
 
La noticia cayó como un trueno en medio de un cielo sereno; en muchas ciudades hoy es feriado por lunes de carnaval, e incluso en el mismo Vaticano hoy no se trabajó por la festividad de los Pactos Lateranenses; así el Padre Federico Lombardi con una voz que tremaba inició la conferencia de prensa más difícil de su carrera periodística, anunció que incluso él mismo estaba sorprendido, dio todos los detalles que se podían en ese momento.
 
Algunos de estos detalles son que el Papa Benedicto XVI desempeñará sus funciones hasta el 28 de febrero a las 8 de la noche en Roma; luego por un periodo se trasladará a vivir en Castelgandolofo mientras el monasterio que existe dentro de la Ciudad del Vaticano se termina de arreglar para que sea la morada definitiva del que será el ex-pontífice en vida.
 
Inmediatamente Benedicto XVI cese sus funciones se convocará un Cónclave que elegirá el nuevo Papa, así que los primeros días de marzo todos los cardenales electores del mundo se darán cita en Roma; es natural que en en todo el mundo – pero especialmente en Roma – se haya iniciado a especular quién será el nuevo Papa, de qué continente; si será de la línea liberal o de la línea conservadora; en fin cávalas inevitables aunque pero siempre imprecisas. ¿Tal vez ahora tocará el turno a un italiano? ¿Tendrá que ser joven o un nuevo Papa de transición? No lo sabemos. Ahora más que nunca nos aferramos a la seguridad de que es el Espíritu Santo el que guía los destinos de la Iglesia de Cristo.
 
Así como no sabemos de otras causas que pudieran haber impulsado esta delicada decisión; la dosis de fantasía y de especulación que envuelven las noticias del mundo vaticano a veces ven más allá de la realidad,  queda claro que el Papa Benedicto XVI con un sentido de grande responsabilidad y amor a la Iglesia de Cristo quiere dar este paso por el bien de la Iglesia, así lo había dejado entrever en el libro entrevista “la luz del mundo”.
 
Finalmente, en un mundo donde las noticias son más que inmediantas la Santa Sede se enfrentará a un gran desafío de comunicación del que estamos seguro saldrá con la frente en alto.
 
(Ariel Beramendi para Infodecom)