Santa Cruz

Primer Grupo Juvenil con carisma franciscano perteneciente a Obras Misionales Pontificias cumplió un año de vida en Bolivia

Los jóvenes Misioneros franciscanos primer grupo juvenil con carisma franciscano en Bolivia perteneciente a las Obras Misionales Pontificias del Papa. El grupo de la Iglesia San Francisco de la ciudad de Santa Cruz, el pasado 01 de julio estaban celebrando un año más de vida, como jóvenes misioneros franciscanos.

Compartimos al final de la nota, el video donde comparten el trabajo que realizan con los Jóvenes de la ciudad de Santa Cruz. También compartimos la identidad de este Grupo Juvenil Misionero.

¿QUIENES SON LOS JOVENES MISIONEROS FRANCISCANOS?

Somos jóvenes porque la componen estudiantes y trabajadores, que unidos por la fe en Jesucristo caminan en búsqueda de su propia misión y con perspectivas comunes para enfrentar todos los desafíos de la vida moderna.  

Somos misioneros porque todos los cristianos desde el bautismo somos miembros de Cristo, rey y profeta, por lo tanto, tenemos y ejercemos el derecho propio a la misión y al servicio, profético y real de Cristo.

Somos cristianos porque hemos sido llamados por Cristo para una progresiva unión con Él.

I.    Nuestra vocación cristiana tiene su origen trinitario: del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

II.   Nuestra vocación cristiana asume las bienaventuranzas como regla de vida.

III.  Nuestra vocación cristiana nos invita al radicalismo evangélico:

  • Pobres ante Dios.
  • Solidarios con los pobres y marginados.
  • Testigos del Dios de Amor.
  • Protagonistas de una nueva sociedad.

Somos franciscanos Porque nos referimos a Francisco de Asís, a su persona y a su estilo de vida como seguidor de Jesús y pro-seguidor de su misión. Esta referencia o relación con Francisco tiene un fundamento espiritual e histórico.

Visión y Misión

Visión. Vivir la experiencia de vida Misionera a la luz del mensaje de San Francisco de Asís, para que seamos instrumentos de Paz y Bien. Y así poder anunciar las Buena Nueva del Evangelio en todos los rincones del País y de latino-América.    

Misión. Propone un estilo de Vida, prepara jóvenes Cristianos para vivir su Fe y su vocación a la luz del Evangelio y del mensaje de Francisco de Asís. Orienta, y acompaña al joven a servir y participar en la Iglesia.

Objetivo General.: Vivir el Evangelio a ejemplo de Francisco de Asís, rescatando los valores Humanos, Cristianos y Franciscanos, sirviendo a los demás mediante proyecto eclesiásticos misioneros.

Objetivos Específicos.

  • Vivir en Fraternidad y formar JoMi laicas franciscanas.
  • Promover la espiritualidad y el estilo de vida franciscano.
  • Ofrecer animación, formación y organización a los grupos de Propagación de la Fe, para que cooperen eficazmente en la Misión Ad Gentes, Ad Intra y Ad Extra.
  • Promover el desarrollo de la conciencia crítica, reflexiva y abierta a la realidad.
  • Originar en el joven una vocación misionera.
  • Estudiar y profundizar la espiritualidad Franciscana, como respuesta a los desafíos del mundo moderno: el materialismo, la indiferencia religiosa, la opresión, la violencia y el ambiente ecológico agredido.
  • Ofrecer a los jóvenes un espacio que acreciente su espíritu misionero universal, asumiendo concreta y eficazmente los retos de la misión en su ambiente y más allá de sus fronteras.

¿Que es Jomi?

JoMi no pretende organizar ni ser un movimiento; presta un servicio sin discriminación alguna del apostolado que los jóvenes estén realizando en la comunidad. Nace para ayudar a los jóvenes en su formación y proyección misionera a todo el mundo.  

JoMi es un servicio de animación misionero ofrecido por las Obras Misionales Pontificia (OMP) desde la Obra de la Propagación de la Fe, para ayudar a los jóvenes a crecer en la fe católica y a realizar la propia vocación con espíritu misionero universal.    

Las Obras Misionales Pontificias (OMP) son una institución de la Iglesia universal, encargada de infundir en los católicos, desde la infancia, el sentido verdaderamente universal y misionero.  

Somos una Obra para distinguirlas de una simple actividad apostólica transitoria, o de un movimiento. Una obra es el resultado del trabajo o de la acción: en el trabajo misionero, “Obra” es lo que se realiza en bien al prójimo.

Somos Misionales por que educan a los miembros del pueblo de Dios en espíritu misionero Universal y los lleva a compartir la fe en Jesucristo y nuestros recursos económicos, espirituales y humanos, con los demás hermanos de las Iglesias nacientes en formación.

Somos Pontificias porque el Papa, como cabeza visible de la Iglesia es el primer responsable del mandato de anunciar el Evangelio a toda la tierra, ya que él tiene más que nadie una visión global de las necesidades de todas y cada una de las Iglesias locales.  

Las Obras Misionales Pontificias, son cuatro:

• Propagación de la Fe

• San Pedro Apóstol

• Infancia Misionera

• Pontificia Unión Misional

Todas ellas tienen como finalidad la Promoción del Espíritu Misionero Universal en el Pueblo de Dios. Estas Obras son del Papa y del colegio episcopal; por eso “deben ocupar con todo derecho el primer lugar, pues son medio para difundir entre los católicos, desde la infancia, el sentido verdaderamente universal y misionero, y para estimular la recogida eficaz de ayudas a favor de todas las misiones, según las necesidades de cada una”.  

La Obra de la Propagación de la Fe, son cinco:

  Familia Misionera

  Enfermos Misioneros

  Juventud Misionera

  Cooperación Misionera

  Revistas misioneras

La Propagación de la Fe, es una Obra universal de cooperación a las misiones a través de la plegaria, el sacrificio, la promoción de las vocaciones misioneras, la llamada a la generosidad de los cristianos de todo el mundo, la constitución de un fondo central de solidaridad para las llamadas Iglesias de misión y la formación a los cristianos sobre la vida y las necesidades de la Iglesia.  

JoMi se articula en dos niveles: JoMiS y JoMiB.

A JoMi pueden pertenecer jóvenes católicos de ambos sexos, que hayan recibido el sacramento de la confirmación o estén en curso de su formación y no sean mayores de 30 años, en búsqueda de su propia identidad y proyecto de vida.

La edad máxima para permanecer JoMi dependerá de la situación personal y social del joven, p.ej. matrimonio, como opción definitiva de vida.

Los integrantes de JoMi, deben asumir sus responsabilidades civiles y sociales, ser promotor de Justicia, Paz y salvaguardia de la creación; debe optar, asimismo, por vivir los valores franciscanos de fraternidad, minoridad, humildad, oración, servicio a la Iglesia y a los más necesitados.

Cada integrante de JoMi, este obligado(a) a participar de las actividades que realice el grupo.

Se dará tolerancia a los miembros que no puedan participar de las actividades por motivo de salud, estudios, viajes y trabajo.

Como integrantes de JoMi, daremos a un aporte semanal a nuestro Obra de 2 Bs. con el fin de recaudar dinero para las distintas actividades/misiones que tendremos.

La Obra JoMi, dará a un aporte semestral a JoMiS de 50 Bs. con él objetivo de recaudar dinero para las distintas actividades/misiones que tendremos.

Los integrantes de la Obra, estamos obligados a participar de las fechas festivas de nuestros modelos de vida y patronos.

Modelos de Vida.

Jesús, el Primer Misionero, Enviado del Padre: Jesús es el modelo por excelencia que todo cristiano debe seguir. El es el Misionero del Padre, que ha sido enviado para anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios.

María, la Primera Misionera: Ella, que es la madre de Jesús, y también nuestra madre, es el modelo a imitar en su actitud de escucha, meditación y vivencia de la Palabra de Dios. Nos enseña también a aceptar la voluntad del Señor, a ser humildes, sencillos y dispuestos a servir a los demás.

Pablo, el gran Misionero: Pablo es un gran modelo de misionero, no sólo por su prolífica acción misionera, sino también por su profunda espiritualidad misionera que se expresa en su celo apostólico, su clara conciencia de ser un instrumento de Cristo, su identificación con Cristo al punto de que “ya no es él quien vive, sino que es Cristo quien vive en El”.

Patronos de las Misiones.

San Francisco Javier: Fue el gran apóstol de los tiempos modernos. Despertó el espíritu misional de la cristiandad.

Santa Teresita de Liseux: Es modelo de oración y sacrificio por las Misiones. Si bien esta joven monja carmelita de clausura nunca realizó actividad misionera específica, su profundo amor a las misiones la ha hecho merecedora del título de Patrona Universal de las Misiones por ser el ejemplo perfecto de lo que es la cooperación misionera espiritual.

Fundadora de POPF.

Paulina Jericot: Su espíritu bondadoso, de dar algo sin pedir nada a cambio, el apoyo a los misioneros con su entrega repercute hacia el Papa Gregorio VI, y se crea la Obra de la Propagación de la Fe.

Información de contacto