Análisis

Paulovich: Evo es Long Play

Cuando la admiradora de nuestro presidente vitalicio Evo, me dijo con voz aterciopelada y suspirando: “Evo es un Long Play”, abriendo desmesuradamente mis “chaskañawis” pregunté a la cholita-periodística qué quiere decir long play, a lo que Macacha contestó: “Long play quiere decir de larga duración”, explicándome que –como buena cochabambina– ella sabía hablar en inglés, pues había estudiado en el Centro Boliviano Americano de Cochabamba.

Como vivo abstraído en mis angustias metafísicas como ser “de dónde podré sacar el dinero para pagar su segundo aguinaldo a mi empleada del hogar llamada Winonna”, nunca había valorado suficientemente el dominio del inglés por parte de mi reportera hoy acreditada ante el Palacio de Evo.

Sin embargo, impresionado al enterarme de que nuestro mandamás hubiera sido calificado como “long play” solicité a la bambina cochabambina mayores detalles al respecto, a lo que no se negó mi subordinada periodística y Pariente Espiritual.

Dijo la cochala que entre los personajes históricos hay unos que son de larga duración y otros de corta trayectoria, estando entre los primeros Evo Morales a quien los amautas que le rindieron culto en Tiwanacu dijeron que Evo había inaugurado la Puerta del Sol cuando otros pueblos, como los norteamericanos, no conocían las puertas, pues vivían en cavernas resguardadas por enormes piedras.

Al conocer esta historia tan singular no pude menos que reconocer la clarividencia de mi comadrita, pues me explicó en pocas palabras el sentido del viaje de Evo a Tiwanacu al cumplirse los 10 primeros años de su mandato, donde a las cinco de la madrugada fue en busca del Sol por haberlo hecho long play, sin tener contemplación alguna con sus íntimos ministros que habiendo sido creados por Dios con materiales distintos sufrían del frío altiplánico, mientras el long play dialogaba con las piedras y se “tuteaba” con el Sol, a quien Evo le llamaba “hermanito plurinacional y originario”.

Después de la explicación que me dio la cochabambina nacida en Quillacollo sobre el viaje de su “long play” a Tiwanacu, al acercarse los 10 años de su mandato plurinacional y folklórico, me aseguró que Evo mandará sobre nuestro país hasta el año 2025, pues todo ya está arreglado con el Tribunal Supremo Electoral y el Tribunal Constitucional, luego de que el referéndum nos demuestre que una mayoría del pueblo Boliviano decida que nuestro pueblo prefiere ser mandoneado por un long play que inventó la Puerta del Sol y trata al Astro como “hermanito plurinacional y originario”.

Qué sería de esta columna periodística y de este caballero si no estuviera trabajando a mi lado una cholita bilingüe.