Destacadas Santa Cruz

Página Siete tu nota sobre los vuelos y las bendiciones está incompleta

Página Siete tu nota sobre los vuelos y las bendiciones está incompleta y la gente se da cuenta

Menos mal que en Bolivia todavía existe la libertad de prensa pero la nota de Página Siete sobre las bendiciones con helicóptero es incompleta y tendenciosa porque está basada en supuestos y no informa cómo surgieron estas bendiciones. Es decir,  muestra solo lo que le conviene.

Desde Infodecom hemos entrevistado al sacerdote que realizó la bendición en Montero y así mostrar la otra cara de la moneda que la señorita periodista Anahí Cazas de Página Siete no ha podido o no ha querido mostrar en su nota “Cuatro vuelos de bendición costaron al menos $us 15.000”.

Estaremos pendientes para ver si ese preciado medio de comunicación periodístico también hace calcular con algún experto a cuánto llega la ayuda humanitaria que las instituciones de Iglesia realizan en la sociedad boliviana en este momento de crisis en la que las personas también necesitan un signo de esperanza y de ánimo que los ayude a superar la situación de angustia y desesperación.

(Foto: reacciones en redes sociales)

ENTREVISTA

El sacerdote Carlos Antonio Catalán es el Provincial de Los Franciscanos Conventuales en Bolivia y el pasado 12 de abril Domingo de Pascua 2020 realizó una bendición de Montero. Esta la entrevista en mérito a esta actividad.

Padre Carlos, Montero está en el ojo del huracán por el número de contagios de Covid19. ¿cómo nació la bendición de Montero en helicóptero?

Los parroquianos ante el enorme crecimiento de contagiados, recurrió a la fe como una puerta de esperanza, así que se están realizando iniciativas como oraciones del Rosario con parlantes fuera de los domicilios, colocación de velas en las casas y calle, pintado de cruces en las calles en signo de búsqueda de la fuerza en Dios, esto a nivel familiar, del barrio, de la zona y distrito.

Estas iniciativas no fueron coordinadas con la parroquia sino nacen como necesidad espontanea de la búsqueda de esperanza en los momentos de angustia generalizada por la amenaza de la Pandemia.

Nada extraño porque viene ya como práctica desde la crisis política de octubre del 2019 para dar una referencia, pero es mucho antes; me parece que los montereños tienen una fuerte conciencia que son iglesia y que son responsables a nivel personal, familiar y zonales para dar no solo asistencia social a los que lo requieren y que no ha faltado hasta el momento, pues tanto en la crisis política como ahora, se han organizado ollas comunitarias y no falta la ayuda en alimentos.

Un grupo de parroquianos que son varios, una veintena: quizá influenciados por las noticias de la bendición con el Santísimo Sacramento en otros lugares, así como la bendición con la imagen de la Virgen y otras formas, acudieron a la parroquia para ver la posibilidad de realizar esta imploración de la protección de Dios.

Los trámites, la forma y los detalles de cómo concretizaron la posibilidad que esta bendición fuera área y específicamente desde un helicóptero, son desconocidos pues la parroquia como Consejo Parroquial o como comunidad religiosa no impulso, o escribió solicitud alguna para la posibilidad del uso del Helicóptero; justo 48 horas antes nos comunicaron como un hecho de esta posibilidad, que pudo haberla realizado un laico de no ser que solicitaban concretamente el Santísimo Sacramento.

Como siempre se ha hecho ante una solicitud y en este caso de un servicio espiritual, es estar presentes con nuestro acompañamiento como fue en el encuentro de una búsqueda de solución en la crisis política de octubre con reuniones entre partes en conflicto y ahora ante el Covid-19, pero son los laicos de la comunidad parroquial los de las iniciativas, compromisos y llevados a la práctica a nivel social, asistencial y espiritual en la que se requiere nuestra presencia.

Es decir, ¿cuál fue su rol como párroco?

El párroco no está en Bolivia, partió de vacaciones poco antes de la crisis sanitaria, desde inicios de marzo está en Polonia.

Pero si alguien solicita un acompañamiento espiritual, social o cultural, siempre nuestra comunidad religiosa está atenta para acompañar sin protagonismos las necesidades de los feligreses.

¿Usted sabía de los costos o de alguna manera pidió que se realizara esta bendición en helicóptero?

Ni idea de costos ni de trámites, como no fue iniciativa pastoral sino respuesta espiritual a una solicitud de los feligreses como en todo servicio es gratuito sin búsqueda de origen sino de respuesta de parte nuestra.

Nunca se indaga cuánto cuesta o con qué recursos se cuenta; atendemos sea pobre, rico, normal o con capacidades diferentes. No es la primera vez que solicitan un servicio religioso, fuera de detalles de costos, como en el caso de bendiciones a instalaciones públicas o privadas, domicilios o negocios.  Los costos y el origen fondos o gastos ya sea institucionales, privados o empresariales, es algo a lo que no nos metemos, ni buscamos de manera morbosa saber esto, puesto que lo único que se busca es dar respuesta espiritual o social a lo que nos solicitan los feligreses y parroquianos. Es un servicio a nivel espiritual en la celebración, en este caso, de la oración para la protección de una ciudad.

Tenemos la experiencia desde hace muchos años de la pastoral carcelaria en dos cárceles locales, es conocido por todos que acompañamos a los privados de libertad con talleres de reinserción social, no buscando que delito cometió o porque motivo está allí, solo atendemos como humanos a las necesidades de humanas en sufrimiento y necesidad, espiritual y asistencial.  A ese mismo plano es el servicio pastoral parroquial a todos que lo buscan.

¿Considerando el uso de los bienes del estado que el anterior gobierno realizó para sus actividades personales, como hacer pasear a familiares, para asistir a partidos de fútbol, qué le parece la nota informativa de Página Siete?

La nota es tendenciosa, parcial e insidiosa, el objetivo de la nota periodística no es la fe sino decir que el gobierno de turno fue patrocinador, pero quien escribió el artículo bien sabe que la fe es gratuita.

Si es que el gobierno fue patrocinador de este servicio, no veo nada de malo. Está bien que el Gobierno esté al servicio del pueblo cuando el pueblo solicita servicios que pagan con sus impuestos, ya sean servicios médicos, culturales, espirituales o administrativos.

Es “obligación” de los administradores de los bienes del pueblo ponerlos al servicio del pueblo.

Galería de imágenes

navigate_before
navigate_next

***

Foto de portada: Ministerio de Defensa