Análisis

P. Jesús Osorno: Unidad cuestionada

Dios ha pensado el ser humano como totalidad. La fragmentación de su personalidad atenta contra el plan de Dios. Dios lo ha hecho uno. Y esa unidad se expresa en las relaciones, en el encuentro entre dos que se complementan, se ayudan, se aman. Es un encuentro no entre cuerpos, sino entre personas. Esto nos exige la igualdad. Por lo mismo, se aceptan las diferencias como un hecho, pero la igualdad como derecho, exigencia para vivir la plenitud de la vida en felicidad y entrega mutua.

En algunas culturas cuando se ha realizado la boda, los novios dan un paseo bullanguero por sitios turísticos o de alguna atracción especial. A un alguien se le ha ocurrido hacer lo mismo, quizás con mayor revuelo, el día de su divorcio. No era para tanto. Es como disparar las alarmas de que los valores han perdido su peso y vale lo mismo ante la sociedad el encuentro de la vida celebrada en gozo certificado de amor eterno y el fracaso de ese amor no conquistado, no realizado.

Dios nos quiere felices. En todo ser humano hay esta semilla de felicidad, inquietud permanente de felicidad. La buscamos, la anhelamos. Nos perdemos en su búsqueda. La reducimos a cosas, a espacios y a momentos. Y vamos de fracaso en fracaso. La felicidad es una decisión tuya y mía. Sólo TÚ decides ser feliz y nadie lo puede hacer por TI. Es nuestra nostalgia edénica. Es el motor de nuestra existencia. Y cuando dos se encuentran en el camino de la felicidad, eso se llama amor.

Pero ese amor no es fácil. Exige la madurez, la unidad de cada personalidad. Y esa personalidad se va modelando en la aceptación del otro o de la otra, en la negación sistemática de caprichos y antojos egoístas, en la construcción de la unidad, en el crecimiento mutuo, en la valoración gozosa de virtualidades y dones, en el perdón y en el disfrute del encuentro, de la mirada, de la visión del futuro que nace del hoy vivido en intensidad. Entonces, hacemos posible el plan de Dios y, por demás, realizable.

Cochabamba 07,10.18

jesús e. osorno g. mxy

jesus.osornog@gmail.com