Internacional

OMP Bolivia: La Infancia Misionera en Bolivia se fortalece gracias a la entrega de animadores y directores diocesanos

Las Obras Misionales Pontificias de Bolivia en el Encuentro de las OMP de los países de la Región Bolivariana tuvo la oportunidad de compartir todo el trabajo que se realiza a nivel nacional en torno a la Infancia y Adolescencia Misionera, la Hna. Cilenia Rojas, Coordinadora Nacional de las OMP Bolivia recalcó el gran esfuerzo que realizan cada uno de los directores diocesanos de OMP  de nuestro país en animar a más niños y adolescentes de sus regiones a ser parte activa de la IAM.

“Nosotros no contamos con una secretaría a nivel nacional de la IAM, a diferencia de los otros países, la razón es por recursos limitados; sin embargo hemos resaltado en nuestra presentación todos los esfuerzos en la animación de la infancia misionera, una de las características fuertes del trabajo de la IAM en Bolivia es sobre todo el compromiso de los directores diocesanos de OMP Bolivia que hacen el esfuerzo  inmedible e ilimitado de seguir animando, van más allá de las carencias económicas, recursos y materiales, son ellos los que promueven el trabajo de la infancia y adolescencia misionera a nivel de las diócesis y eso ha hecho que los grupos de la infancia hayan podido crecer”.

Asimismo presentaron el logo que identifica a la infancia misionera y está caracterizada por estos tres niños que van dentro de un círculo que representa el mundo y cada uno de los colores representa la bandera boliviana, además pudieron compartir una vez más los seis textos de formación que en este momento las OMP Bolivia comparten para el trabajo con la infancia, también presentaron el manual de la IAM que es uno de los instrumentos que ayuda en el proceso de formación de los grupos. “Hemos podido resaltar el compromiso de los congresos de la infancia misionera caracterizados por un trabajo previo de preparación gracias al empeño y preparación de los directores diocesanos junto a la nacional, sentimos que estos acontecimientos eclesiales no se conviertan en eventos sino sean parte de un proceso de madurez y crecimiento de los grupos de la infancia y adolescencia misionera en Bolivia”,  finalmente la hna. destacó la entrega generosa de los animadores misioneros de la infancia misionera y el gran desafío que tiene Bolivia como Dirección Nacional de OMP, de seguir formando y  animando a estos animadores de la infancia misionera.

Una de las debilidades identificadas en la IAM de Bolivia es el disminuido trabajo de la infancia misionera en los centros educativos: “todavía no es un trabajo que hayamos hecho con mayor fuerza en Bolivia sin embargo sabemos que hay diócesis que hacen su apuesta de impulsar la infancia misionera a través de los centros educativos, se ha visto también como gran desafío que los grupos de la infancia misionera tienen la dificultad sobre todo cuando hay colegios o congregaciones religiosas que llevan adelante a los grupos y han caracterizado más el carisma de las congregaciones y no tanto así el espíritu universal misionero que tiene realmente toda esta dinámica de la infancia misionera como una obra que impulsa la misión en la iglesia donde los niños de la infancia misionera se convierten en pequeños y grandes colaboradores del Papa, entonces este espíritu universal con un espíritu de cooperación a veces se siente limitado”.

La Hna. Cilenia recalcó que en Bolivia gracias a Dios por el empeño y compromiso de los Directores Diocesanos se impulsa esta obra con mucha entrega  y generosidad, con limitaciones, pero con grandes sueños para la infancia y adolescencia misionera de Bolivia.