Internacional

OBISPOS JUJEÑOS: “SE VIVEN SITUACIONES DE DETERIORO SOCIAL”

(ARGENTINA) El desalojo por orden judicial de un predio de la empresa azucarera y papelera, Ingenio Ledesma, ubicado en la localidad jujeña de Libertador General San Martín, ocupado ilegalmente por más de 500 familias, la mayoría militantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), una agrupación de izquierda, desencadenó el pasado jueves 28 de julio un día de furia en el que murieron tres personas (dos manifestantes y un policía) y hubo unos 30 heridos, algunos de gravedad.

Frente a estos acontecimientos, los obispos de la provincia de Jujuy, monseñores Marcelino Palentini y Pedro Olmedo, emitieron un comunicado en el que tras solidarizarse con las familias de las víctimas y llamar a la unidad y la serenidad, reconocen que en la provincia “se viven situaciones de deterioro social”. El texto del comunicado dice:

Comunicado de los obispos jujeños
“Ante los hechos de violencia acaecidos en la zona de Ledesma, los pastores de las diócesis de la provincia de Jujuy, junto con sus presbíteros y delegados de las diversas pastorales, queremos ofrecer a toda la sociedad jujeña una palabra que nos ilumine, nos una y nos serene.

“Nos solidarizamos con las familias de las víctimas. Toda vida es sagrada y tiene un valor que nos trasciende y nos lleva a respetarla siempre y en toda circunstancia.

“Lamentamos todo hecho de violencia que se produce de manera descontrolada e irracional, pero entendemos que seguimos viviendo, en nuestra querida provincia, situaciones de deterioro social a las que no se atiende con suficiente premura y eficacia.

“Invitamos a todas las fuerzas vivas de la sociedad jujeña a unirse para salvaguardar la calidad de vida de nuestras comunidades, en especial las más expuestas a la marginación y al abandono.

“Invitamos a toda la sociedad jujeña, y de modo especial a los dirigentes de las diversas organizaciones políticas a vivir el tiempo de las campañas electorales con horizontes más amplios. La Patria y la vida están por encima de cualquier agrupación, partido o tendencia política. La unidad de la sociedad jujeña y su crecimiento en mayor calidad de vida exigen cuidar el lenguaje que se utiliza, hacer propuestas realistas en el corto plazo y buscar consensos que nos integran como sociedad de hermanos.

“Invitamos a todos los credos religiosos y a toda persona de buena voluntad a implorar la bendición de Dios, Padre de la Vida, para que nos conceda por intercesión de Santa María del Rosario de Río Blanco y Paypaya vivir como hermanos, construyendo juntos proyectos sociales y culturales solidarios y que nos identifique”.

El comunicado, fechado el 30 de julio, está firmado por monseñor Marcelino Palentini SCJ, obispo de Jujuy; monseñor Pedro Olmedo Rivera CMF, obispo-prelado de Humahuaca; y el presbítero Antonio Hernández, vicario general de la diócesis de Jujuy.