Internacional La Paz

Obispos de Bolivia ante la propagación del Coronavirus

El jueves, 12 de marzo de 2020, la Secretaría de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) presentó a la población un comunicado con recomendaciones para los fieles que participan en las celebraciones litúrgicas de la iglesia católica, con el fin de prevenir contagios por Coronavirus, ya que se confirmaron casos en el país.

“Ante la confirmación por parte del Ministerio de Salud de los primeros casos de Coronavirus en el país, con el fin de que hagamos lo posible por preservar la salud del pueblo boliviano y evitar contagios de la enfermedad, recomienda seguir las siguientes indicaciones en las celebraciones litúrgicas”.

  1. Evitar saludos con contacto físico y suprimir encuentros masivos que no sean estrictamente necesarios.

  2. A las personas que tengan síntomas de enfermedad, se les recomienda evitar asistir a las celebraciones litúrgicas y unirse a ellas a través de los medios de comunicación.

  3. Recomendamos a los fieles fomentar, en este tiempo, los actos de piedad personal y oración por los enfermos.

  4. Se recomienda a los párrocos, suprimir los recipientes de agua bendita en la puerta de los templos y manifestaciones que puedan facilitar la transmisión del virus.

  5. El rito de la paz durante la misa, según las normas del Misal Romano, (ordinario de la misa, 528) no es obligatorio, sino optativo, por lo que es recomendable, durante este tiempo, omitirlo.

  6. Para el rito de la comunión, “todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada comunión en la boca o en la mano” (Redemptionis Sacramentum, 92; OGMR 60-61), por lo que, en este tiempo, se recomienda recibir la comunión en la mano, así como evitar la distribución de la comunión bajo las dos especies.

  7. Recordamos que es un deber moral cuidar la propia salud y la de los demás, por lo que debemos seguir las instrucciones de las autoridades de salud y los expertos, para evitar el contagio y propagación de la enfermedad.

  8. Es deber de las autoridades de salud poner todos los medios para evitar el contagio de esta enfermedad y atender a los enfermos con todo lo que necesitan, al mismo tiempo que informar con veracidad a la población.

  9. Es nuestro deber cristiano no rechazar a los que fueron diagnosticados como portadores del coronavirus ni a sus familias. Por el contrario, debemos brindarles todo nuestro apoyo y atención espiritual hasta el restablecimiento de su salud.

  10. Llamamos a evitar el pánico y no creer acríticamente todo lo que se dice en las redes sociales, ya que hay una gran profusión de información, no siempre verdadera.

  11. Que la fe en Jesucristo, salud de los enfermos y vida de la humanidad, nos llene de paz y nos libre de esta enfermedad.

La Paz, 12 de marzo de 2020