Oruro

Obispo Bialasik se siente más orureño a 8 años de su ordenación

Monseñor Cristóbal Bialasik, ayer recordó ocho años de haber sido ordenado por el Nuncio Apostólico en Bolivia, Monseñor Ivo Scapolo, como Obispo de la Diócesis de Oruro, sintiéndose más orureño y quirquincho que los mismos orureños.

Es de esta manera como Monseñor Bialasik se describió al recordar los ocho años de trabajo social en beneficio de las personas que necesitaron de su palabra tras ser ordenado el 17 de septiembre de 2005.

“Ahora me siento más quirquincho todavía, un orureño de corazón del alma y de mi vida y me alegro muchísimo que me haya dado esta gracia y todos los días agradezco por ser un orureño más, un quirquincho, trabajando para nuestro pueblo que me da mucha alegría y por ese motivo debo agradecer a Dios diariamente”, refirió.

Recordó el día que fue recibido por la comunidad católica, momentos de mucha alegría y compromiso porque compartió cosas muy lindas con todo el pueblo, recordando cómo le dieron la bienvenida, como por primera vez pudo admirar el mini Carnaval en el atrio de la Catedral que se realizó a su llegada y como compartió y fue recibido por la Diócesis de Oruro.

“Hoy debo dar gracias porque han pasado ocho años que pasaron volando como alguien dijo, realmente es difícil creer que pasaron tantos años y con la ayuda del Señor seguimos trabajando y lo seguiremos haciendo, yo estoy feliz en mi Oruro, sirviendo a mi pueblo orureño”, expresó.

Manifestó que continuará dando todo de sí y todo lo que pueda dar para que la fe crezca y para que el compromiso sea fortalecido por la gracia de Dios y tras ocho años de trabajo, dijo que se debe dar gracias por los beneficios recibidos y pedir que la Diócesis se fortalezca mucho más.

“Debemos pedir a Dios para seguir caminando juntos como una familia unida y gozar la presencia de nuestro Padre y de la Virgen nuestra madre”, manifestó.