Internacional

Multitudinaria clausura del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano en Perú

El enviado especial del papa Francisco y arzobispo emérito de Quito, el cardenal Raúl Eduardo Vela Chiriboga, presidió este domingo la Misa de clausura del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano. Durante la celebración, la República del Perú fue consagrada a Jesús Eucaristía y a la Santísima Virgen María. Al oficio religioso asistieron más de 21 mil fieles, que prácticamente coparon el Estadio Miguel Grau de Piura, al norte del país.

En la clausura, participaron también el cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo Emérito de Santiago de Chile; el cardenal Gérald Cyprien Lacroix, arzobispo de Quebec y primado de Canadá; el arzobispo de Piura, Mons. José Antonio Eguren, así como arzobispos y obispos de distintas ciudades del país y del extranjero. Durante la ceremonia religiosa, Mons. Eguren entregó al cardenal Vela un pectoral de plata en agradecimiento por su presencia.

Al término de la Misa, el purpurado ecuatoriano impartió la bendición apostólica a todos los participantes en el congreso. A renglón seguido, los asistentes pidieron a una sola voz que venga el Santo Padre a tierras peruanas, según resaltó el arzobispado de Piura en un comunicado.

Por último, el enviado pontificio presidió la adoración al Santísimo, y a continuación se llevó a cabo la procesión de Jesús Sacramentado por las calles de la ciudad, acompañado de las imágenes de la Virgen de las Mercedes, el Señor de Chocán y el Señor Cautivo de Ayabaca. El encuentro eucarístico duró cuatro días, dándose cita unas 120 mil personas.