Oruro

Monumento a la Virgen del Socavón es resultado de un trabajo civil y escultórico

El monumento de la Virgen del Socavón es la conjunción de una obra civil con una escultórica, que se aprecia desde de todas las zonas de Oruro, trabajo realizado por el consorcio Virgen del Socavón constituido por las empresas de Caabol SRL, Navla Ltdan y Formas 2.

Mauricio Aramayo Aguilar, representante del consorcio, explicó que el trabajo final del monumento escultórico es un proceso de aproximadamente tres años de obras de conjunción en las que hubo un recálculo estructural como un trabajo unificado y realizado por profesionales en construcción y artistas.

“Hay publicaciones que solo hablan del aspecto escultórico y el ente contratante como es el municipio de Oruro, hizo una contratación macro para la construcción del monumento que comenzó desde su soporte hasta la conclusión de la obra”, explicó

OBRAS

La obra tiene varias fases que se inician desde la construcción del soporte, el cálculo estructural, el camino de acceso de 650 metros aproximadamente de longitud, tiene columnas de 360 grados que ninguna estructura en Bolivia cuenta, columnas inclinadas y circulares.

Según Aramayo, es por este motivo que esta conjunción de ingeniería combinada con escultura debe ser de conocimiento del mundo entero, porque la escultura será la que se aprecie físicamente hacia afuera, pero hay obras de mucha magnitud que también deben ser apreciadas.

ANTECEDENTES

En enero de 2010 cuando se inició la obra no contaba con un camino de acceso lo que provocó realizar un trabajo inmediato para facilitar la llegada al lugar con materiales para la construcción del monumento escultórico, para vencer 60 metros de un desnivel de altura.

Se hizo un estudio de ingeniería para verificar por qué zona debía construirse el camino, habiéndose determinado por el lado Norte por ser el más corto y por tener menos pendiente.

El segundo trabajo inmediato que realizaron fue ampliar el espacio donde debía construirse el monumento con muros de contención de los lados Norte y Sur.

Paralelamente a los trabajos civiles, el escultor, Rolando Rocha realizó la maqueta del monumento con una dimensión de un metro, la cual fue modificada previamente y una vez que se acordó la forma se realizó la reingeniería o el recálculo del proyecto mediante programas computarizados.

De esta manera se obtuvo los cálculos y nuevas dimensiones e incluso para verificar la situación del viento.

Finalmente se estudió dónde debía estar la mirada del monumento, ya que en un principio se había establecido que debía mirar al Norte teniendo en cuenta que en ese lado se encontraba el Santuario de la Virgen, pero daba la espalda al Sur.

“Ante este problema se recibió instrucción vía Alcaldía que la construcción del monumento se dé la vuelta, con la mirada hacia la zona Este y la espalda quede hacia el cerro de la zona Oeste donde no existe población”, explicó.

EXPERIENCIA

Finalmente, dijo que esta es una experiencia religiosa impresionante para cada una de las personas que trabajaron para lograr el producto final, un emprendimiento de vida al ser profesionales jóvenes que el resto de su vida no olvidarán, porque llegaron a conjuncionar actividades tres personas que además bailan en el Carnaval por devoción a la Virgen del Socavón.