La Paz

Monseñor Percy Galván llama al voto ‘libre’ y califica de atentado a la democracia el sufragio corporativo y condicionado

El arzobispo de La Paz, monseñor Percy Galván, instó a reconocer las cosas buenas del opositor o de quien piensa diferente. El próximo domingo se realizarán las elecciones subnacionales.

A una semana de las elecciones subnacionales, el arzobispo de La Paz, monseñor Percy Galván, pidió a los bolivianos ir a votar con respeto, esperanza y libertad, y consideró un “atentado contra el proceso democrático” alentar el voto corporativo y condicionado.

“Nosotros si queremos participar adecuadamente del proceso eleccionario, tenemos que sentirnos libres de presiones externas e internas, de aquellas que quieren manipularnos, condicionarnos y chantajearnos (diciendo) ‘si no nos apoyas, te vamos a despedir’ o incluso, y esto es grave, cuando se lo maneja sindicalmente (indicando que) ‘todo el sindicato tenemos que votar por tal persona ¡Dios mío! Eso es atentar contra el proceso democrático, nadie puede condicionar nuestro voto”, reflexionó Galván, en la misa dominical realizada en la Basílica Menor San Francisco de La Paz.

El próximo domingo se realizarán las elecciones subnacionales para elegir a alcaldes, concejales, gobernadores y asambleístas departamentales.

El religioso agregó que tampoco se debe ir a elegir solo por conveniencias personales o egoístas porque hay que sentirse totalmente libre “al estilo de Jesús” al momento de apoyar a la mejor opción según “nuestra conciencia, fe y corazón”.

Además, hay que ir con “un criterio de respeto, tenemos que respetarnos los del campo y la ciudad, los intelectuales y los empíricos, los morenos y los blancos, los gorditos y los flacos, los que pensamos hacia la izquierda y hacia la derecha, (…) respetar la forma diferente de pensar del otro”, enfatizó.

En ese sentido, también lamentó que los políticos no asuman el criterio de respeto en los procesos electorales y “eso es una cosa muy triste que lo vemos en los debates, donde todo es darse, darse y darse”.

“Muy pocos o casi nadie reconoce las cosas lindas del opositor, (pero) hay que reconocer las cosas buenas del que piensa distinto, eso nos da calidad, altura, eso nos hace católicos de excelencia, reconozcamos las cosas buenas del opositor, de quien piensa diferente; el respeto es el fundamento del amor y el amor es la ley máxima del católico y del cristiano”, afirmó.

Instó a acudir a las urnas con mucha esperanza “comprometida, dinámica, responsable y testimonial” para construir una Bolivia mejor con las nuevas autoridades que salgan elegidas por el voto mayoritario.

“Los católicos no podemos ser profetas de catástrofes (señalando que) viene la devaluación, que vienen las vacunas que nos van a hacer robots, que se va a perder toda la plata, que el dólar se va a disparar ¡Por favor! ¡Qué es eso! Nosotros tenemos que tener la esperanza, la ilusión, el entusiasmo de nuestra fe (…), además construir una Bolivia diferente, no solo es tarea de las autoridades, es tarea de cada uno de los bolivianos”, puntualizó.

Fuente: La Razón