Internacional

Mons. Ricardo Blázquez fue elegido nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española

(Madrid) El arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez Pérez, fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), tras las votaciones celebradas este miércoles por los obispos españoles en la CIII Asamblea Plenaria de la CEE. De esta forma, monseñor Blázquez, que sucede en el cargo al arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, retomará el puesto que ya ocupó durante un trienio, entre 2005 y 2008.

El nuevo presidente de la CEE declaró que en su cargo no se lleva un “programa electoral”, pero sí subrayó su intención de que el episcopado español sintonice con el papa Francisco, con quien los obispos españoles se reunieron en una reciente Visita Ad Limina y de quien ha destacado su cercanía y amabilidad -“es un regalo de Dios para la Iglesia”, dijo y las prioridades que muestra con su papado, del que se cumple un año.

“Sí deseamos y queremos convertir en tema de reflexión para la asamblea plenaria las prioridades que el papa nos viene mostrando”. “Desde el principio ha manifestado cómo el amor de Dios se tiene que testificar con amabilidad. El papa siempre va mostrando la dimensión humana del Evangelio, que aparece con especial nitidez en las situaciones de mayor postración de las personas: enfermos, necesitados, indigencia en muchas formas”, ha señalado.

Monseñor Blázquez agradeció el “servicio muy largo que prestó a la Iglesia católica” su predecesor en el cargo, el cardenal Rouco Varela, al que le une la amistad personal desde que coincidieron en la facultad de Teología en Salamanca, donde uno era profesor y el otro vicerrector.

El arzobispo Blázquez pidió también respeto para la vida en todo su trayecto y todas sus circunstancias, no sólo en el comienzo y en el final, también el caso de los niños de la calle y de los que son convertidos en soldados muy prematuramente, “abusando” de su debilidad.

Monseñor Ricardo Blázquez Pérez
Nació en Villanueva del Campillo (Ávila) y cumplirá 72 años el próximo mes de abril. Estudió en los seminarios Menor y Mayor de Ávila (1955-1967) y fue ordenado presbítero en febrero de 1967. Obtuvo el doctorado en Teología por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma (1967-1972) y también estudió en universidades alemanas -es uno de los teólogos más notable entre los obispos españoles-, hasta llegar a ser decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca (1978-1981), donde también ocupó el puesto de vicerrector.

En 1988 fue elegido obispo de la iglesia titular de Germa di Galazia y nombrado obispo auxiliar de Santiago de Compostela, recibiendo la ordenación episcopal de manos de monseñor Antonio María Rouco Varela. En 1992 fue designado obispo de Palencia y en 1995 obispo de Bilbao.

En la Conferencia Episcopal Española, además de los cargos de presidente y vicepresidente, fue miembro de la Comisión para la Doctrina de la Fe (1988-1993) y de la Comisión Litúrgica (1990-1993) y presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe (1993-2003) y de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales (2002-2005), así como Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca (2000-2004).

En marzo de 2005 fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal, cargo en el que reemplazó al cardenal Rouco Varela y en marzo de 2008 pasó a ser vicepresidente, bajo la presidencia del arzobispo de Madrid, al que ahora vuelve a suceder.

Renovación de cargos en la Iglesia española
Esta Asamblea Plenaria de la CEE está dedicada a la renovación de todos los cargos de la jerarquía de la Iglesia española para el trienio 2014-2017, excepto para el puesto de secretario general, que se elige para un período de cinco años y que ocupa desde el mes de noviembre el sacerdote José María Gil Tamayo.

Los obispos reunidos en la Asamblea Plenaria también votan a los nuevos miembros del Comité Ejecutivo y a los presidentes y miembros de todas las Comisiones Episcopales, Subcomisiones Episcopales, Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos y Consejo de Economía.

En la Asamblea Plenaria tienen derecho a voto 80 obispos: dos cardenales, 14 arzobispos, 53 diocesanos y 11auxiliares. El resto de los obispos (32 eméritos) pueden asistir a la Plenaria, pero no votar. Todas las votaciones se realizan mediante elección secreta.+