Santa Cruz

Mons. René Leigue Cesarí toma posesión como Arzobispo Metropolitano de Santa Cruz

La Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra tiene desde este jueves, 23 de junio un nuevo Arzobispo, tras despedirse de su pastor por más de 9 años, Mons. Sergio Gualberti, recibe con júbilo a S.E.R. Monseñor René Leigue, un hijo de esta tierra, nacido en la Comunidad   Nuevo Horizonte, en la Provincia Warnes.

 

 

Mons. René Leigue quien fungió como Obispo Auxiliar por más de 9 años, ha tomado posesión este jueves como nuevo Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, en la celebración Eucarísticas de las 19:00 horas, en la Basílica Menor de San Lorenzo Mártir – Catedral. Video.

 

De esta celebración Eucarística que fue presidida por el nuevo Arzobispo, Mons. René Leigue, participaron: El Sr. Nuncio Apostólico, Mons. Ángelo Accatino, el Cardenal Toribio Ticona, el Presidente de la Conferencia Episcopal boliviana. Monseñor Aurelio Pesoa, O.F.M., Arzobispos y Obispos de las diferentes Jurisdicciones Eclesiásticas de Bolivia, como también, Sacerdotes, Diáconos, Vida Consagrada, Seminarista y el Pueblo de Dios que peregrina en Santa Cruz.

“ALOCUCIÓN DEL NUNCIO APOSTÓLICO”

 “Dejándote guiar por la fuerza del Espíritu, serás un óptimo servidor para esta Iglesia cruceña que hoy te recibe con afecto”

Durante su alocución en la toma de posesión del nuevo Arzobispo Metropolitano de Santa Cruz de la Sierra,  S.E.R. Mons. Angelo Accattino, Nuncio Apostólico en Bolivia, saludó  con fraternal afecto a S.E.R. Mons. René Leigue Cesarí.  Ahora empiezas este nuevo servicio que la Iglesia te encomienda y lo haces con profunda adhesión a la voluntad del Santo Padre que ha visto en ti las cualidades y la idoneidad para regir esta porción de Iglesia. Te acompañamos, te alentamos y te aseguramos oraciones y cercanía, seguros de que, dejándote guiar por la fuerza del Espíritu, serás un óptimo servidor para esta Iglesia cruceña que hoy te recibe con afecto, dijo el Nuncio.

Así mismo agradeció al nuevo pastor de la Iglesia cruceña por su disponibilidad, por su “Adsum”, que lo hizo decir con confianza: “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad” (Sal. 39). ‘“Adsun”, fue tu respuesta personal a Dios y a la Iglesia, la cual te ha conducido por un “Nuevo Horizonte”, que Dios tenía preparado para ti. Que Dios sea siempre ese horizonte que guíe tu Vida, expresó Mons. Accattino.

De la misma manera el Sr. Nuncio, en nombre del Santo Padre Francisco reitero Su afectuosa y paternal cercanía hacia Mons. René Leigue y su generosa Bendición extensiva a todos los miembros de esta Iglesia metropolitana del oriente boliviano.

En la oportunidad Mons. Angelo Accattino hizo llegar  la especial  bendición  del Papa Francisco, para S.E.R. Mons. Sergio Gualberti, que con gran esmero ha pastoreado incansablemente el rebaño que ahora se confía a Mons. Leigue.

Que María, invocada en esta región con el título e “la Virgen de Cotoca”, te acompañe siempre con su presencia tierna y solícita de Madre y Maestra. ¡Felicidades!, expresó el Nuncio Apostólico en Bolivia.

 Terminada su alocución, el Nuncio pidió que se presenten al Consejo Episcopal, al clero y al pueblo de Dios las Letras Apostólicas con el nombramiento del nuevo Obispo, Mons. René Leigue.

 “PRESENTACION Y LECTURA DE LAS LETRAS APOSTÓLICAS”

 Nuncio A. ¡Que se presenten las Letras Apostólicas al Presbiterio y al Pueblo de Dios!

El Canciller  de la Arquidiócesis de Santa Cruz, P. Bismark Terraza Paz muestró las Letras Apostólicas al clero y a los fieles con el nombramiento del nuevo Obispo al Pueblo de Dios.

Nuncio A.: Que se lean las Letras Apostólicas

El Canciller de la Arquidiócesis dio lectura de las Letras Apostólicas. Todos escucharon de pie, como signo de fidelidad y obediencia al Santo Padre el Papa.

Finalizada la lectura todos aclamamos: ¡Gloria, honor a ti, Señor Jesús!

“POSESIÓN DE LA CÁTEDRA Y ENTREGA DEL BÁCULO”

Este fue uno de los momentos más significativos que marcan un hito en la historia de la Iglesia de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, Administrador Apostólico invitó al Obispo Electo a sentarse en la Cátedra Episcopal desde la que ejercerá su ministerio de enseñar la palabra de Dios, que le ha sido encomendada. Posteriormente Y seguidamente Monseñor Sergio hizo  la entrega del báculo al nuevo Pastor del pueblo de Dios de Santa Cruz, simbolizando con ello la sucesión apostólica y la continuidad pastoral.

El nuevo Arzobispo, S.E.R. Monseñor René Leigue Cesarí con la mitra y el báculo se sienta en Cátedra Episcopal.

ACOGIDA Y ADHESIÓN DE LA COMUNIDAD DIOCESANA

El  Presidentes del Consejo Presbiteral, de la Conferencia Boliviana de Religiosos y del Consejo Arquidiocesano de Laicos de Santa Cruz, dos jóvenes y dos niños, representando a todos los fieles se acercaron a la Cátedra y, en nombre de toda la Comunidad Diocesana, manifiestando al nuevo Arzobispo su afecto y su compromiso de cooperar diligentemente con él en su ministerio episcopal.

Homilía de Mons. René Leigue, Arzobispo de Santa Cruz: “Vengo para ser parte de todo este pueblo de Dios de Santa Cruz”

Es el día y el momento adecuado para dar gracias a Dios porque estamos todos juntos, y que bonito si eso lo viéramos todos los días, estar juntos. Aquí está el Nuncio Apostólico, S.E. R. Mons. Angelo Accattino, que en su presencia está el Papa Francisco en medio de nosotros, gracias Monseñor y por medio de usted, decirle gracias a su Santidad el Papa, por el nombramiento y por la confianza que ha puesto en mí, dijo el Prelado al iniciar su primera homilía como Arzobispo Metropolitano de Santa Cruz.

Gracias al Cardenal Toribio Ticona, quien ha hecho un gran esfuerzo para estar aquí, gracias a todos los obispos que han participado y en su gran mayoría me acompañan en esta celebración, gracias hermanos Obispos, y esa es una expresión, de que no estoy solo en este ministerio que me encomendó el Señor. Gracias a los Sacerdotes por su presencia, por su trabajo y con ustedes vamos ponerle el hombro a la Arquidiócesis, yo espero trabajar con ustedes y espero que ustedes sientan esa confianza con mi persona para salir adelante, y en la presencia de ustedes está toda la feligresía de las diferentes parroquias.

El nuevo Arzobispo también agradeció a su familia por el apoyo que siempre le han brindado, aún más en los momentos difíciles. También Mons. Agradeció al P. Miguel Gould que desde Estados Unidos sigue esta celebración por las redes sociales, gracias a él es que yo estoy, gracias por todo lo que usted hizo por mí, expresó Monseñor.

Monseñor René resaltó; todos estamos aquí como Pueblo de Dios, los laicos, Sacerdotes, Religiosas, Religiosos, los Pastores de las hermanas Iglesias y las diferentes comunidades del interior de las provincias, a las autoridades civiles de Santa Cruz, que lo acompañan para renovar su compromiso de trabajo.

Mons. Leigue dijo:  Vengo para ser parte de todo este pueblo de Dios de Santa Cruz. No vengo para deshacer lo que se ha hecho. De esta manera rememoro a Cardenal Julio que legó las normas sinodales, indicó que en vez de deshacer vino a reforzar el trabajo hecho que incluye el trabajo que ha dejado Mons. Sergio Gualberti, de esta manera agradeció a estos dos antecesores por todo lo que hicieron en la Arquidiócesis, por el Pueblo y el reino de Dios.

Cada uno somos lo que somos y haremos nuestro trabajo según nuestras posibilidades. Si estoy aquí a lo mejor no es por mis merito, sino con la confianza de Dios lo puso a la cabeza.

Así mismo el nuevo pastor de la Iglesia de Santa Cruz, afirmó que no viene con un paquete de promesas sino trabajar todo lo que se ha comenzado, no hay para que aumentar nada más sino ir adelante desde lo que tenemos, dijo.

También el prelado hizo referencia a la inseguridad, al sufrimiento de las familias y pidió al pueblo ser valientes y vivir su fe, no solo dentro del templo sino mostrar que somos personas de fe afuera de los templos. El Arzobispo exhortó a todos a cuidar la vida que es el valor más importante, parece que hoy en día se está perdiendo, reiteró su llamado al respeto a la vida. Con el testimonio de Juan invitó al pueblo de Dios a ser coherentes con la fe y la vida, buscar la unidad en el trabajo y buscar el bien de todos, en una Santa Cruz que crece y así como crece hay mucha violencia. De esta manera expreso su pésame a las familias de los policías que fallecieron recientemente víctimas de la delincuencia fratricida.

El nuevo Arzobispo, se comprometió en el trabajo, es fundamental la oración, pero también el compromiso, porque no nos sirve de nada orar si no ponemos en práctica lo que pedimos a Dios.

Quiero caminar con ustedes, hay mucha expectativa, el momento de la transición tan sencilla marca de aquí en adelante que el Señor nos llama todos para estar ahí donde el señor nos necesita y eso expresa mi lema. Adsum. ¡Aquí estoy! Delante de ustedes y junto a ustedes les digo aquí estoy..

Antes de la bendición final se dio lectura y firma del acta de posesión Canónica de Mons. René Leigue Cesarí al oficio de Arzobispo  de Santa Cruz de la Sierra.

P. Hugo Ara, Vicario de Comunicación y Rector de la Catedral, dio lectura de una misiva enviada por Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar, quien se encuentra en su País de origen Polonia.

 

 También Mons. Aurelio Pesoa, presidente de la Conferencia Episcopal boliviana agradeció a monseñor René por su ministerio, por su sacerdocio y por su entrega a este noble pueblo cruceño.  Seguramente este pueblo cruceño sabrá responder como lo ha hecho siempre, gracias por aquel momento que dijiste; ¡Aquí estoy! Para seguir acompañando a este pueblo de Dios y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, estamos aquí tus hermanos obispos de la Conferencia Episcopal, es el signo más evidente que rezamos por vos, y te apoyamos en tu ministerio, es el signo más evidente de la comunión que existe en nuestra Conferencia Episcopal, dijo el prelado.

Así mismo el presidente de la Conferencia Episcopal agradeció por la vida del nuevo Pastor de la Iglesia cruceña, por esa vida nueva que comienza hoy como Pastor. Así mismo Mons. Pesoa agradeció a los papás del nuevo Arzobispo, a don Enrique Leigue y a doña Candelaria Cesarí, a sus hermanos por la generosidad en ese apoyo a la vocación cuando comenzó, pero sobre todo ese apoyo ahora como Pastor.

Dios siga bendiciéndote, el buen Dios que siempre quiere el bien de todos, sea el que guíe tu caminar, en ese estar aquí, al frente de este pueblo que peregrina en esta Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra. ¡Dios te bendiga y acompañe siempre!, expresó Monseñor Aurelio Pesoa.

Posteriormente el P. Iverth Ochoa Moraire, presidente del Clero Diocesano de la Arquidiócesis de Santa Cruz, participó la alegría del clero por tener un nuevo pastor, y agradeció también la dedicación y la labor del arzobispo emérito, Mons. Sergio Gualberti Calandrina.

Agradecimiento

Clero: Gracias Mons. Sergio  por su testimonio de amor a nuestra Iglesia cruceña y por recordarnos el debido respeto a la vocación recibida

Eminentísimo Cardenal Toribio Porco Ticona, su Excelencia Mons. Ángelo Accattino Nuncio Apostólico en Bolivia que con su presencia se siente la comunión con el Santo Padre Papa Francisco y nuestra Iglesia local. Mons. Aurelio Pessoa Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Mons. Sergio Alfredo Gualberti Arzobispo Emérito de nuestra Arquidiócesis de Santa Cruz, Mons. Rene Leigue Cesari nuestro Nuevo Arzobispo y a todos los Obispos de las diferentes Jurisdicciones; queridos hermanos sacerdotes y pueblo de Dios que están presente en esta noche tan importante para nuestra Arquidiócesis.

Acabamos de celebrar dos acontecimientos muy importantes: uno de gratitud y otro de alegría para nuestra Iglesia Cruceña. A nombre del Clero de Santa Cruz quiero agradecer a usted Mons. Sergio por su servicio en nuestra Iglesia y por su cercanía, de manera especial con el clero.

Todos estos sentimientos de gratitud los hemos ofrecido a Dios Nuestro Señor en la celebración eucarística, “fuente y culmen de la vida cristiana”; También fuente de comunión y participación. Desde ahí su ministerio ha iluminado los grandes temas de la Fe y de la vida de nuestra Iglesia local y nuestro pueblo, sin olvidar el sentido de entrega a los más pequeños y olvidados, buscando siempre ser constructores del  Reino de Dios.

Su dedicación y compromiso pastoral ha sido incansable, con gran capacidad organizativa, asentado en la humildad, la atención a todos y en la escucha paterna. Muchos nos preguntamos, ¿de dónde saca las energías y el tiempo para atender a tantas solicitudes pastorales?, y para tratar de iluminar tantas situaciones de conflicto y desesperanza.  Y la respuesta la encontramos en el lema que usted eligió “Te Basta mi Gracia”. Aquella gracia que viene del Dios de la Vida que nos une y sostiene a todos.

Usted supo encender las luces cuando llegaban los problemas complejos y difíciles, acertando así a resolverlos con prudencia. También, en su momento, valientemente denunció los males que vive la sociedad boliviana como también  supo atenuar las luces para analizar la ruta y guiar a nuestra Iglesia en el día a día.

Gracias por su testimonio de amor a nuestra Iglesia Cruceña y por recordarnos el debido respeto a la vocación recibida. Gracias también por mostrarnos que su camino misionero debe ser el mismo que recorrió Jesucristo: un camino de pobreza, obediencia, servicio y entrega hasta la misma muerte al servicio de los humildes y de los pobres.

Gracias por su cercanía, por ser un Pastor y padre para el Clero y su dedicación por los seminaristas y el Seminario San Lorenzo. Dios siga bendiciendo su vida y  su ministerio.

Bienvenida

Clero: Estamos convencidos que será para nosotros y con nosotros maestro, sacerdote y pastor, quien viene para mostrarnos con su vida y ministerio episcopal el amor y la misericordia de Dios

Había dicho que era un acontecimiento de Gratitud y Alegría, por el nombramiento que el Papa Francisco ha realizado en la persona de Mons. René como el Nuevo Arzobispo de nuestra Iglesia Cruceña, quiero expresar, en nombre de toda la Arquidiócesis, nuestra más profunda alegría y hacerle llegar un entrañable saludo de bienvenida a nuestro nuevo Pastor que viene a caminar junto a nosotros y guiarnos en la fe.

Lo recibimos con verdadero gozo, como lo aceptó en el seminario, en el sacerdocio y el episcopado nuestro amado Cardenal Julio de feliz memoria, y cómo no vamos a estar felices al aceptar a alguien que viene a ofrecer “su persona y su servicio”, tal y como dice su lema Episcopal “Aquí Estoy”. Como Sacerdotes de nuestra Arquidiócesis nos ponemos a su lado para colaborar en la nueva tarea que el Santo Padre le ha encomendado realizar en esta Iglesia Cruceña.

Es hijo de esta tierra, por eso estamos convencidos que será para nosotros y con nosotros maestro, sacerdote y pastor, quien viene para mostrarnos con su vida y ministerio episcopal el amor y la misericordia de Dios.

Por eso a tiempo de agradecer al Señor, le pedimos que le siga llenando de fe, esperanza y caridad, para que su testimonio de vida sea coherente y creíble para nuestro tiempo, tiempo de vanidades y apariencias,  que vive Santa Cruz.

Que enraizado en Cristo, unido a la Iglesia, sostenido por la fuerza de la oración y la devoción a la mamita de Cotoca, sea fortalecido cada día en su vocación de servicio. Todos nosotros como Pueblo de Dios nos comprometemos a colaborarle en su pastoreo, porque conocemos de su transparencia, fidelidad, de su capacidad de escucha, diálogo y su gran amor por el pueblo. Nosotros como sacerdotes tendemos nuestras manos y nuestro corazón, para ayudarle a desarrollar su pastoreo con fortaleza, lleno de humanidad, sensible a las alegrías y sufrimientos de su gente. Y Con la confianza puesta en el Dios que nos acompaña en el Camino de la Vida le decimos gracias por esta nueva misión y bienvenido a seguir Caminando Juntos.

 Palabras del Arzobispo Emérito

Esta noche es una noche especial para mí, y quiero dar gracias de todo corazón al Dios e la vida, porque se fijó y confió en mí, para ser Pastor de esta Iglesia de Santa Cruz, mis sinceros agradecimientos al Papa Francisco en la Persona del Sr. Nuncio Apostólico, Mons. Angelo Accattino, al Cardenal Toribio Ticona, amigo de tantos años, nos hemos conocido en los momentos tristes y dolorosos en la Dictadura de García Mesa, hace 42 años. Un gracias a mis hermanos obispos, a Mons. Braulio Sáez, Mons. Estanislao Dowlaszewicz, junto a los demás hermanos Arzobispos y obispos presentes y ausentes, con quienes hemos caminado junto en la misión de anunciar y testimoniar la buena noticia del Reino de Dios, en nuestra querida tierra boliviana y con quienes puedo decir, juntos hemos vivido momentos muy intensos de fraternidad. Gracias por esta aquí esta noche y acompañar a nuestra Iglesia de Santa Cruz, en este momento tan significativo, como es la posesión Canónica de mi querido hermano, Mons. René Leigue, como nuevo Arzobispo.

Mis sentidas gracias también  a mis colaboradores más directos, los sacerdotes, los diáconos, la vida consagrada, el personal de la curia, tantos catequistas y laicos comprometidos, los seminaristas que han querido entrar y  sueñan y Dios quiera que los acompañe para que sean sacerdotes, la familia que me ha atendido cada día aquí en Santa Cruz, y todos ustedes amados hermanos  y hermanas, fieles  de esta Iglesia, los que está aquí y los que nos siguen por los medios de comunicación. Gracias porque me han acogido con el corazón abierto, me han apoyado y han caminado junto conmigo sembrando esperanza y testimoniando el amor del Señor en nuestra sociedad sedienta de autenticidad, de verdad, de esperanza.

Ha sido un largo camino de 23 años aquí en Santa Cruz, primero como obispo auxiliar de nuestro recordado y querido + Cardenal Julio Terrazas, que nos guió con tanta sabiduría y amor y con su vos profética, su testimonio de entrega. Consciente de mis debilidades al momento de elegir el lema de mi episcopado ¡Te basta mi Gracia!, porque mi poder se manifiesta en la debilidad , estas palabras han estado siempre muy presente en mi labor pastoral, con la certeza de que era él que actuaba, por eso en este momento como siempre siento el deber de explicitar las palabras de Jesús a sus discípulos y aplicarlas a mi persona y ustedes  cuando hayan hecho todo lo que les fue mandado  digan; “Somos tan solo sencillos servidores, hemos hecho lo que debíamos hacer”.

A mi hermano Mons. René le deseo un fecundo pastoreo de esta Iglesia, él la conoce muy bien, ha nacido en esta tierra y durante 9 años como obispo auxiliar ha transitado por pueblo y comunidades, anunciando la Alegría del Evangelio. Hoy todos nos alegramos porque el Papa Francisco lo ha elegido sabiendo que tú Monseñor René encontrarás el cariño y el apoyo de toda la comunidad, al igual que lo hizo conmigo, así que te van a acoger.

De manera muy especial no puedo olvidarme de su Papá Enrique y de su mamá Candelaria, sus hermanos y hermanas aquí presente y sus familiares todos, por el regalo que hacen a nuestra Iglesia ¡Que Dios se lo pague!

A los hermanos de las Iglesia cristianas aquí presentes, hemos caminado en varios momentos, a las autoridades civiles, gracias por estar aquí y a todos ustedes, todo el pueblo de Dios que peregrina en Santa Cruz, nuevamente GRACIAS Y QUE DIOS LES BENDIGA CON CRECES, concluyó Monseñor Sergio Gualberti Calandrina, Arzobispo Emérito.

Luego de escuchar las palabras de Monseñor Sergio Gualberti, Arzobispo Emérito. Monseñor René Leigue Cesarí, nuevo Arzobispo Metropolitano de Santa Cruz de la Sierra, antes de la Bendición General, impartió su primera bendición pasando por el medio de los fieles que le han sido encomendados. También el nuevo Pastor de la Iglesia cruceña salió a impartir su bendición ante los fieles que apostaron en el atrio de la Catedral, donde siguieron la celebración a través de una pantalla gigante.

 Fotografías: Leonardo Mendizábal, Ipa Ibáñez, Jaime Aguirre, Graciela Arandia y Rubén Darío Azogue.

 

 

Fuente: Campanas – Iglesia Santa Cruz