Santa Cruz

Mons. Leigue: Decimos que somos un pueblo rico, que tenemos todas las posibilidades de estar al nivel de otros países. Pero ¿Por qué no estamos?

Cuaresma tiempo de conversión.

Marcos mira más que todo la vida de Jesús, no solo las tres tentaciones.

En nuestro país hay una lucha fuerte por el poder ¿Para qué luchan por el poder?

Por los pobres, muchos poderosos están ahora donde están.

Decimos que somos un pueblo rico, que tenemos todas las posibilidades de estar al nivel de otros países. Pero ¿Por qué no estamos?

Propuesta de la Iglesia: Compartir aquello que ustedes tienen con los demás.

Confesión y reconciliación, es la oportunidad para hacerlo

Homilía de Mons. René Leigue Cesari

Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra

Basílica Menor de San Lorenzo Mártir

Primer Domingo de Cuaresma

Febrero 18 de 2024

Conviértanse y crean en el evangelio. Nuevamente remarca esta frase que hemos escuchado el miércoles de ceniza.

Saludo a la Iglesia que sigue La Santa Misa a través de los MCM y Redes Virtuales.  
Un saludo cordial a todos ustedes los presentes y todos los que nos siguen por los meDios de comunicación y las redes sociales a los enfermos en los hospitales, a las personas que nos siguen también en el campo que no tienen posibilidad de una misa como nosotros cada día o cada domingo. A veces son cada mes o cada dos meses. Saludos a todos ellos.

Cuaresma tiempo de conversión.
Estamos en el primer domingo de cuaresma y todo lo que hoy han escuchado significa este tiempo de reflexión tiempo de conversión. Esto debe marcarnos en este tiempo, tiempo de conversión. Y en este tiempo de conversión es que nos invita la lectura a reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestra persona ¿Cómo estamos nosotros en esa relación con Dios? Y en esa relación con los demás. Porque si nosotros estamos bien, nuestra relación con los demás va a ser bien.

Si vivimos en paz, transmitiremos paz.
Lo que Jesús dice: “lo que contamina a la persona no es lo que entra sino lo que sale de la persona” Entonces lo que nosotros vivimos es eso, es lo que sacamos, eso es lo que compartimos. Si vivimos en paz, transmitimos paz. Con odio, con rencores, con tantas cosas malas en nuestros corazones, eso también es lo que transmitimos y eso ustedes lo ven en algunas personas   Cuando hablan, si están en paz, entonces hablan con calma pero cuando tienen esa rabia, ese odio en el corazón, ni bien abren la boca, empiezan a botar chispas y tantas cosas,   Se lo nota de entrada   y entonces eso es lo que dice el Señor: Lo que tú vives, lo que tú eres, eso es lo que transmites.

La conversión va en reafirmar nuestro compromiso con Dios, creer en lo que Él nos dice.
Y entonces este tiempo de cuaresma es para eso para mirarnos a nosotros mismos ¿Cómo estamos? ¿Vivo en paz o vivo con rencor, con odio? no sé, cada uno sabe cómo vive. Pero debe remarcar y nosotros esto que tenemos aquí, estas letras que hay: conversión. La conversión va en esto, en reafirmar nuestro compromiso con Dios, creer en lo que él nos dice. El evangelio de hoy nos habla de las tentaciones de Jesús. Jesús fue llevado por el Espiritu al desierto donde fue tentado por Satanás, durante cuarenta días.

Jesús ha sido “tentado” toda su vida.
Cuando hablamos de esta frase que “Jesús fue llevado por el Espíritu y tentado por Satanás” y más que todo cuarenta días, no significa que solo ha sido solamente esos cuarenta días. Ha sido tentado Jesús toda su vida. Entonces este es un signo nomás que nos dice eso, que cuarenta días, pero eso significa toda la vida de Jesús y significa toda la vida de nosotros. entonces no es que vamos a pasar estos cuarenta días y bueno, ya pasó la tentación, pasó el momento de oración, pasó el momento de conversión. Es toda nuestra vida tenemos que hacer eso. Pero que la Iglesia nos da son momentos fuertes y específicos.

Las tentaciones siempre están ahí.
No sé si ustedes han tenido la experiencia a lo mejor de tener un retiro no sé de un día, una semana, tres días. Entonces esos son los momentos que uno mismo se da para poder reflexionar sobre uno mismo. Y eso es lo que ahora la Iglesia universal nos da este tiempo para reflexionar con calma, pero esto que pasa con Jesús aquí nos da a entender de que las tentaciones están siempre ahí.

Satanás es el mal y el mal se presenta de diferentes maneras y en cualquier momento.
Jesús fue tentado por Satanás, y Satanás significa el mal. No vamos a estar pensando aquí cómo se presenta Satanás ¿Qué figura tiene? ¿Qué cara tiene? A veces lo imaginamos a Satanás así. Aquí Satanás es el mal y el mal se presenta de diferentes maneras y en cualquier momento, entonces eso el que nos presenta hoy esas tentaciones de Jesús nos la explica el evangelio de Marcos, nos explica cuáles son ¿por qué?

Marcos mira más que todo la vida de Jesús, no solo las tres tentaciones.
El evangelio de Marcos lo que está mirando es más que todo toda la vida de Jesús que ha sido tentado si usted recuerda de su nacimiento ¿Qué pasó con su nacimiento? ¿Qué pasó después que nació? ¿Qué pasó después de su vida ha ido creciendo? y al final como terminó. Entonces eso es lo que Marco quiere remarcar, no son solamente esas tres tentaciones que sabemos.

Marcos quiere remarcar que la tentación de deseo ha sido toda la vida de Jesús.
Como dice el otro evangelio, que lo llevaron al templo y de allá. Satanás se presenta y le quiere hacer convertir la piedra en panes. No solamente eso. Marco quiere remarcar de que la tentación de deseo ha sido toda su vida. Y si Jesús ha sido tentado entonces ¿Cuánto más nosotros? Estamos en medio de tantas tentaciones y unas más fuertes que otras, uno está más expuesto, son presas más fáciles para caer en las tentaciones.

En nuestro país hay una lucha fuerte por el poder ¿Para qué luchan por el poder?
Hay tantas cosas, por ejemplo, una de las tentaciones fuertes es el poder. Lo que vemos en nuestra realidad lo que vemos en nuestra sociedad, lo que vemos en nuestro país hay una lucha fuerte por el poder. Uno se pregunta: ¿Para qué el poder? ¿Para qué luchan por el poder? ¿Por qué quieren el poder?

Jesús nunca impuso su poder para destruir al enemigo. El poder de Jesús se manifestó en el servicio.
Cómo se manifiesta el poder en la vida de Jesús nosotros podemos verlo también que él tenía todo el poder toda la autoridad y lo han reconocido así, como autoridad, como Él es el Todopoderoso, pero Él nunca impuso su poder para destruir al enemigo. Nunca impuso su poder para decir aquí soy yo el que mando y ustedes obedecen. El poder de Jesús se manifestó en el servicio.

El poder, no es para sentirse que yo tengo el poder y hacer lo que a mí me da la gana
¿Que eso es lo que no entendemos?, ¿o no entienden algunos que el poder que uno puede tener es para poder servir y ayudar a los demás. No es para sentirse que yo tengo el poder y hacer lo que a mí me parece, lo que a mí me da la gana. Que por ahí se lo ve el poder en, en este, en la humanidad, en nosotros.

El Poder de Jesús ha sido para ponerse al servicio de la humanidad.
El poder de Jesús ha sido así para ponerse al servicio de la humanidad ahí ha ejercido de su poder y por eso herón de las tentaciones que él tenía también cuando decían tú has hecho algo por otro lado has hecho aquí delante de nosotros le pedían signo a Jesús. Quería que él manifieste su poder delante de los demás para decir Él es el enviado Él es el que esperábamos.

Jesús nos muestra que el poder que tenía, era para servir a la humanidad.
Jesús no se manifestó, así él podía hacerlo, pero no lo hizo para que lo vean, no lo hizo para decir aquí estoy yo, no lo hizo para sentirse todopoderoso delante de los demás no hizo eso. Jesús entonces eso nos muestra que el poder que tenía era para servir a la humanidad y por eso es que estaba rodeado de personas, de enfermos, de tantas personas necesitadas, es porque lo que había en él no era algo que para dejarlo a un lado.

Por los pobres, muchos poderosos están ahora donde están.
Y eso es lo que en nuestra realidad se manifiesta. A veces dicen luchan por el poder, quieren estar en el lugar para poder mandar, especialmente hablan de los pobres. Pero muchas veces a los pobres los utilizan de escalera nada más, porque por los pobres muchos poderosos están ahora donde están, gracias a los pobres, por el apoyo de los pobres porque con esa esperanza de los pobres para que las cosas vayan bien o mejoren su situación le dan el apoyo y después ¿Qué pasa con ellos? Se olvidan de ellos, los utilizan para nada más.

Si somos sus seguidores, tenemos ese mandato, ese compromiso de luchar por los necesitados.
La figura de Jesús no era eso Él hacía las cosas concretas con ellos, estaba con ellos entonces a eso es que nos invita a nosotros hoy. Si somos sus seguidores, somos esas personas que creemos en él. O sea, de alguna manera tenemos también esa posibilidad y tenemos ese mandato, ese compromiso de luchar por los necesitados. Por aquellos que realmente necesitan tanto material como espiritualmente. Si eso lo entendemos así entonces cumplimos la misión de Jesús pero si vemos solamente el poder por tener ahí y estar bien uno mismo y ya después no me interesa lo demás es un camino equivocado. Y es una gran tentación que hay. Para algunos a lo mejor es más fácil y cumplir su deseo. Pero no debe ser así, porque cuando hay esa lucha para mirarse a sí mismo, es cuando hay.

Decimos que somos un pueblo rico, que tenemos todas las posibilidades de estar al nivel de otros países. Pero ¿Por qué no estamos?
¿Por qué vivimos tan con tantos problemas en nuestro país? Decimos que somos un pueblo rico, que tenemos todas las posibilidades de estar al nivel de otros países. Pero ¿Por qué no estamos? ¿Por qué no lo somos? ¡Por qué no tenemos las mismas posibilidades todos? Es por eso en esa gran tentación que hay. Para algunos tiene la posibilidad de trabajar por el otro, pero se miran a sí mismos y agarran todo para sí. ¿De dónde viene la corrupción?

Hay medios, pero no se los reparte como debe ser, o no se los invierte donde debe ser, donde hay necesidad.
Justamente eso, hay posibilidades, hay medios, pero no se los reparte como debe ser, o no se los invierte donde debe ser, donde hay necesidad. Esas son las tentaciones que hay, es fuerte en nuestra sociedad y eso es también para nosotros, no nos hace ver nuestra realidad misma de dónde estamos como padres de familia, como esposo, como esposa. ¿Qué tentaciones tienen ahí? ¿qué tentaciones hay?

¿Hay tentaciones también en la familia? La familia hoy en día tiene tanta necesidad tiene tantos problemas.
Hoy también hasta en la misma familia pasa eso, que el esposo se siente como el que bueno aquí el que mando soy yo y ustedes obedecen a lo que diga yo. ¿Hay tentaciones también en la familia? La familia hoy en día tiene tanta necesidad tiene tantos problemas están pasando tanto feminicidio últimamente ¿De dónde viene todo esto? No es que se manifiesta también en esa parte aquí lo que dice la lectura de las tentaciones.

Iniciando la cuaresma el miércoles el Señor nos ha presentado por donde caminar.
Entonces creo que esto es lo que tenemos que pensar en este tiempo de cuaresma ¿cómo estoy yo? ¿Cómo me siento? ¿Qué es lo que me no me deja crecer como cristiano? Como ese discípulo del Señor. En cuaresma iniciando la cuaresma el miércoles el Señor nos ha presentado por donde caminar, unos objetivos concretos. la oración fundamental, otra parte la solidaridad, el compartir el ayuno son cosas que el Señor nos ha dicho esto por aquí hay que caminar, pero ahora ¿Cómo lo vemos eso? ¿Cómo lo vivimos?

Propuesta de la Iglesia: Compartir aquello que ustedes tienen con los demás.
Entonces que no se quede solamente en un decir o en algo que nos dijo el Señor y bueno después ¿Cómo lo hago? creo que es tiempo que lo que le decía tenemos que ver más allá de lo que me toca mirarme a mí mismo y es aquí donde hay esta propuesta de parte de toda la Iglesia, no solamente la Iglesia de Santa Cruz. El compartir aquello que ustedes tienen con los demás.

Compartir a través de las parroquias.
¿Cómo lo vamos a hacer o cómo podemos hacerlo? Ustedes tienen parroquia Que vienen diferentes parroquias entonces ahí la parroquia es un centro en la cual se puede hacer mucho por su parroquia y ustedes pueden aportar lo que ustedes puedan y desde ahí en nombre de ustedes se puede apoyar y ayudar a muchas personas que necesitan. Entonces algo concreto ahora estamos empezando la cuaresma el quinto domingo de cuaresma en toda la Iglesia boliviana para ser más específico tenemos el quinto domingo de solidaridad el compartir de hacer las cosas concretas ustedes ven ahora hay personas aquí de blanco con su logo que tienen de rojo, azul, de acuerdo a la parroquia donde vienen tienen cada uno su identificación ahí.

Preparar campaña solidaria para el quinto domingo de cuaresma.
¿Por qué están aquí ahora? Para decirnos Ustedes en su parroquia tiene que hacer algo más concreto. Por eso desde ahora yo les invito a todos que se preparen para una gran campaña el quinto domingo de cuaresma aporte con algo sean solidarios que ese ayuno que de la cual hablamos en este tiempo de cuaresma no sea solamente dejar de comer, por ejemplo. Sino que eso que a lo mejor yo voy a hacer algún ayuno, algún momento, pues lo comparto con los otros.

La limosna no es solamente algo que me sobra sino algo que yo quiero compartir.
La limosna ¿Qué van a hacer? Que no es solamente algo que me sobra, sino que algo que yo quiera compartir, que realmente salga de mí me puedo quedar sin algo algún momento, un día, dos días, pero quiero eso compartir con el otro, quiero sentir realmente que estoy compartiendo con el otro, no de aquello que me sobra. Eso cuando hablamos de limosna es eso lo que me sobra, lo último que tengo o nada más tengo esto, por lo menos esto sirve. No hagamos eso se recuerda cuando Jesús observa cuando está poniendo las ofrendas y viene una persona ya de edad y deja un centavito ahí y Jesús dice esta mujer ha dado todo y realmente ha compartido todo lo que tenía porque lo único que tenía para vivir y ella ha compartido con los demás.

Compartir, es un hecho concreto, hagámoslo de corazón
Entonces eso es lo que les invito a ustedes ¿Ya? Que lo que hagamos, hagámoslo de corazón. Así que prepárense tienen cuatro domingos para ir juntando sus quintitos por ahí. ¿Ya? Que si daban o no sé, cinco pesos ahora, tripliquen eso. La ofrenda de ese día quinto domingo de cuaresma, no les va a dejar pobres a ustedes, como decimos, ni va a dejar rico a otros. Es su compartir, es un hecho concreto y queremos hacerlo con todos ustedes aquí en la arquidiócesis de Santa Cruz, en todas las parroquias. Y eso que usted aporte en su parroquia, pues eso en nombre de ustedes vamos a compartir con las personas que necesitan, que hay muchos en todos los lugares. Así que les invito a ustedes ¿Ya?  Y desde aquí vayan y compartan y ya hay que ir preparándose eso prepárense en oración en esta parte concreta que les digo y tantas otras cosas.

Confesión y reconciliación, es la oportunidad para hacerlo
Las confesiones también es parte de este tiempo reconcíliense con los que están mal es la oportunidad para hacerlo. Acérquense con personas que no han hablado hace tiempo. Diferentes motivos se han alejado de ella quieren vivir en paz, hagan esto acérquense, dialoguen, pidan perdón, pidan disculpas, reconozcan que se han equivocado que a veces eso es lo que nos cuesta también. Pensamos que es el otro el que cometió el error, el otro cometió el problema, el otro empezó por lo tanto que venga hacia mí, yo aquí le espero y si viene la disculpo, y si no, no.

Pedir perdón ¿Cuánto no desearíamos que en nuestro país se diera esto?
Pero sufre igual sufre igual así que si ustedes quieren estar bien, ustedes den el paso. Aunque no sean los que han provocado el problema. Si quieren estar bien en paz, den el paso. Y pidan disculpas por lo que ustedes han cometido. Por lo que ustedes han hecho. ¿Cuánto no desearíamos que en nuestro país se diera esto? ¿Cuánto desearemos que los políticos ahora en este tiempo de cuaresma lo aprovechen de esa manera? Mirando no solamente ellos mismos, su grupo sino que miren allá a esas tantas personas que la apoyaron para que estén ahí, para que trabajen por ello, no para que le hagan la vida imposible. Sino para que le allanen el camino, cuánto no quisiéramos que ellos también este tiempo de cuaresma lo sientan así que haya reconciliación, que haya trabajo en conjunto por el bien de todos ¿Cuánto nos desearíamos esto?

Que el Señor nos muestre el camino por donde tenemos que recorrer hacia Él
Yo tengo la esperanza que oremos también por nosotros y oremos por los demás especialmente por aquellos que más lo necesitan y ya sabemos quiénes son, tengamos en cuenta esto que nos dice el Señor y que sea pidámosle cada día también lo que es en el salmo muéstrame señor tus caminos enséñame tus senderos guíame por el camino de tu fidelidad que esto podamos pedir cada día que el Señor nos muestre el camino por donde tenemos que recorrer hacia Él compartiendo con los hermanos.

Que así sea.