Sucre

Mons. Centellas considera bloqueos como un golpe duro a la vida

El Arzobispo de Sucre, Monseñor Ricardo Centellas, ante las manifestaciones en la carretera Cochabamba y Oruro, considera que los bloqueos atentan contra la vida del pueblo, perjudican, y que lo importante es encontrar un espacio de diálogo e intercambiar opiniones para encontrar soluciones.

“Estas manifestaciones solamente traen conflicto y división, busquemos espacios de diálogo”

 

“Ya suficiente tenemos con estar restringidos de alguna manera en nuestro cotidiano vivir y no es justo que a ello se sumen las medidas de protesta en bloqueos que atentan contra la vida del pueblo” manifestó el Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Ricardo Centellas.

Por otro lado el Arzobispo Emérito de Sucre, Monseñor Jesús Juárez Párraga hizo un llamado de pacificación a los afines al movimiento al socialismo, que en plena pandemia decidieron bloquear varias carreteras del país demandando la realización de las elecciones el domingo 6 de septiembre.
“Piden que haya reactivación económica, pero los bloqueos no permiten esa reactivación, existe el derecho a la protesta, al bloqueo, pero también al libre tránsito de las ambulancias y del traslado de insumos y material médico” añadió.

POTOSÍ

El presidente del directorio de CESSA César David Ibáñez, lamentó que el horno crematorio haya sido detenido hoy martes en la localidad potosina de Betanzos por el piquete de bloqueo, rechazando la postergación de elecciones, el hecho causa notable preocupación al directorio por cuanto se preveía la llegada del equipo este día y el inicio inmediato del montaje para ponerlo en marcha hasta el próximo lunes. (Radio Global)

ORURO

Una comitiva de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Oruro se trasladó hasta un punto de bloqueo con el propósito de viabilizar el paso del camión cisterna con oxígeno líquido con destino a las ciudades de La Paz y Oruro, pero los dirigentes no aceptaron su paso.

El camión que transporta los tubos de oxígeno se encuentra varado junto a una inmensa caravana de vehículos en la localidad de Confital. Los ánimos estuvieron exaltados y hubo amague de agresiones con hondas y piedra. El personal de la Defensoría del Pueblo tuvo que retroceder y retornar hasta la ciudad de Oruro. (El Deber)

 

Fuente: Iglesia Viva