Internacional

Migrante: Peregrino de Fe y Esperanza

El pasado domingo 29 de septiembre culminó el Mes del Migrante, con el lema: “Migrante: Peregrino de Fe y Esperanza”, organizado por el equipo Diocesano de Pastoral Migratoria con un encuentro de comunidades migrantes en el gimnasio de la parroquia María Madre de la Iglesia.    

Las comunidades migrantes de Chile, Bolivia, Paraguay, Perú, República Dominicana, Centro Gallego y de Salta, fueron las que dijeron presente para compartir música, baile y comidas típicas.

La referente del equipo de Pastoral Migratoria, Rosita Díaz, nos expresaba que, “las migraciones requieren de sensibilidad y comprensión para entender y acompañar tan diversos procesos de desarraigo, porque cuando se migra se trae en esa mochila cargada de esperanzas e ilusiones, el folclore, el baile, la música, los olores de la tierra, los aromas de las comidas, como así también la ferviente fe representada en distintas advocaciones a la virgen o a los santos, desarrollar y expresar ese bagaje cultural que trae consigo cada migrante es un desafío que como sociedad que habitamos hoy tenemos”.

El Mes del Migrante se inició el domingo 1 de septiembre con la misa celebrativa del “Día del Migrante” en la Iglesia Catedral Nuestra Señora de Luján, presidida por el P. obispo Miguel Ángel D’Annibale. Luego se realizó una procesión con imágenes religiosas y banderas representativas de los países y de provincias argentinas al izamiento dominical con demostración de bailes típicos por parte de las comunidades de Chile y Bolivia.

Durante todo el mes se desarrollaron una serie de actividades en el Obispado, tales como la charla “La Comunidad Armenia en Argentina”, a cargo del doctor Alejandro Avakian, una actividad recreativa para niños del asentamiento “Madres en Lucha”, con la colaboración de MALuC y maestras jardineras; la charla “Explotación sexual y trata de personas: trata de enterarte de que se trata…”,  a cargo de las Hnas. Oblatas, destinada a alumnos del Nivel Secundario, se realizó en el Obispado, donde también se concretó la charla: “La niñez migrante: su realidad y sus derechos”, a cargo de Milagros Pierini.

La referente manifestaba que, “participaron 12 colegios secundarios de la ciudad de estas charlas, es decir que pudimos llegar a 1.200 alumnos aproximadamente, desde la pastoral creemos que es imperioso sensibilizar y concientizar a los jóvenes sobre esta esclavitud y de la importancia en la prevención del delito de trata de personas con fines de explotación sexual, sus causas, sus terribles consecuencias en las víctimas y las implicancias en nuestra sociedad.  Haciéndonos eco también de las palabras de nuestro papa Francisco, cuando se expresara sobre la temática, ‘No pueden hacer de nuestro hermanos, esclavos’”.

Además, se brindó una charla: “La niñez migrante: su realidad y sus derechos”, a cargo de Mg. Pierini, con metodología de taller, a alumnos del ISES, Nivel Terciario Salesiano, que cursan carreras pedagógicas.

Por último, Díaz expresaba que durante el Mes del Migrante se propuso “sensibilizar y concientizar a la comunidad acerca del fenómeno de las migraciones y su problemática específica y la riqueza que encierran las migraciones, en esto también nuestro papa Francisco nos desafía como iglesia, cuando a los agentes pastorales nos dice que “los migrantes requieren un cuidado pastoral, que respete sus tradiciones y los acompañe a una armoniosa integración en la realidad eclesial en que viven”. Concluyó: “Es por eso que desde la Pastoral Migratoria se propone crear espacios de encuentro entre las comunidades migrantes que permitan la interacción, el diálogo cultural y la expresión de la fe, para lograr una cultura solidaria integradora de la diferencias, en donde podamos reconocernos como hermanos”.