La Paz

Masculinidades y cultura del cuidado para el sostenimiento de la vida

Con el fin de coadyuvar a la construcción de una sociedad más igualitaria y libre de violencia, la Pastoral Universitaria de la Arquidiócesis de La Paz, a través del proyecto de Vida sin violencia PUNA, con una masiva participación, mediante Zoom, desarrolló el conversatorio “Masculinidades y cultura del cuidado para el sostenimiento de la vida”.
Con la participación del director del Centro de Investigación social de Tecnología Apropiada y Capacitación, CISTAC, Jimmy Tellería como expositor, en una lógica de diálogo en formato entrevista, se dieron a conocer aspectos relacionados a: Masculinidades, machismo, los valores que fundamentan la cultura del cuidado, las dimensiones que se abordan cuando se habla de los hombres y el cuidado; además de los avances en la construcción de una sociedad igualitaria, donde exista una corresponsabilidad entre hombres y mujeres en el cuidado para el sostenimiento de la vida.


Jimmy Tellería, dio a conocer la labor que desarrolla CISTAC, como instancia concienciadora sobre el tema de masculinidades desde una reflexión de las relaciones inter e intragenéricas. Este enfoque y trabajo en masculinidades, afirmó el expositor, ha permitido identificar que las relaciones de poder patriarcales aún existentes en Bolivia, no han cedido ni espacios, ni privilegios, y que más bien en la actualidad se están sucediendo nuevos mecanismos de reconfiguración de las relaciones de dominación en las nuevas generaciones de las masculinidades hegemónicas, que deben analizarse y reflexionarse desde una posición teórico- política que proponga o aporte a la construcción de otras masculinidades con pensamientos más críticos que permitan generar un verdadero cambio desde una mirada más igualitaria y democrática en favor de todas las personas que componen la sociedad boliviana.


La violencia no se justifica de ninguna manera, afirmó Tellería, necesitamos generar posicionamiento y acción preventiva. Es importante aprender a cuidarnos, tanto hombres como mujeres están inmersos en esta tarea para evitar que se sigan instaurando prácticas machistas que muchas veces desencadenan actos de violencia y muerte.
Para hacer real la existencia de una sociedad igualitaria es necesaria la corresponsabilidad entre mujeres y hombres para la sostenibilidad de la vida dentro de una cultura preventiva, sostuvo el expositor.


Por su parte, Nieves González como parte del equipo coordinador de la PUNA y del voluntariado de Edu – activistas dentro del proyecto Vida Sin Violencia promovido por la Cooperación Suiza en Bolivia y ejecutado por SOLIDAR Suiza a nivel nacional, junto con numerosas universidades, municipalidades y gobernaciones informó que el propósito de realizar el mencionado conversatorio surge como una respuesta a iniciativas que ya se manifestaron y se manifiestan en la sociedad en su conjunto y que también son motivo de preocupación y análisis dentro de la Iglesia católica.


En julio del año 2020, destacó Nieves González, la Conferencia Episcopal Boliviana sacó un comunicado que lleva por título “La violencia contra la mujer, expresión de una sociedad deshumanizada”. Allí se denuncia el aumento de la violencia e insta trabajar conjuntamente para fortalecer los valores, tanto en los hogares como en la sociedad. Dicen los obispos en palabras textuales: “Todos estamos llamados a llevar a cabo esta lucha contra la violencia para que ninguna injusticia sea callada, para que nadie deba llorar en silencio y soledad las secuelas de una agresión y para que toda forma de violencia sea juzgada y superada”.


Por otra parte, González, sostuvo que el propio Papa Francisco, el año 2013, en su carta “La alegría del Evangelio”, escribe palabras referidas a la situación que sufren muchas mujeres: “Las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres, a partir de la firme convicción de que varón y mujer tienen la misma dignidad, plantean a la Iglesia profundas preguntas que la desafían y que no se pueden eludir superficialmente”, EG, n.104.


Se une al aspecto del cuidado, mismo tema fue el elegido por el propio Papa Francisco en su mensaje de la jornada mundial de la paz en enero de este año 2021, titulado: “La cultura del cuidado como camino de paz”. Dice textualmente: “Los eventos dolorosos que han marcado el camino de la humanidad en el último año, nos enseñan la importancia de hacernos cargo los unos de los otros y también de la creación, para construir una sociedad basada en relaciones de fraternidad… Cultura del cuidado para erradicar la cultura de la indiferencia, del rechazo y de la confrontación, que suele prevalecer hoy en día.”