Internacional

Más de 13 mil personas han dejado la vida religiosa en los últimos 5 años según el diario del Vaticano

El diario oficial de la Santa Sede, L´Osservatore Romano, ha roto el tabú y ha publicado un revelador artículo donde se exponen las duras cifras de la crisis vocacional de la vida religiosa en la Iglesia. El artículo está firmado por alguien que sabe de lo que habla: Mons. José Rodríguez Carballo, secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, el dicasterio vaticano que se ocupa de todos los religiosos en el mundo.
 
En el quinquenio 2008-2012 el dicasterio para los religiosos ha concedido 11,805 dispensas de votos: indultos para dejar las órdenes religiosas, decretos de dimisiones, secularizaciones «ad experimentum» y secularizaciones para que sacerdotes religiosos se incardinen en diócesis. En promedio, una media de 2,361 dispensas al año.
 
En el mismo periodo la Congregación para el Clero, el organismo del Vaticano que se ocupa de todos los sacerdotes del mundo, concedió 1,188 dispensas de las obligaciones sacerdotales y 130 dispensas del diaconado. Todos proceden de la vida religiosa por lo que la media anual tratada por la Congregación para el Clero es de 367.6.
 
La suma de ambos datos da un total de 13,123 religiosos menos en el quinquenio 2008-2012 (una media anual de 2624.6). Proporcionalmente se estaría hablado de que por cada 1000 religiosos, 2.54 dejan la vida religiosa. Si a todos estos casos se suman los que trata directamente la Congregación para la Doctrina de la Fe, el artículo de L´Osservatore Romano presenta un dato seguro: en cada año del quinquenio estudiado 3,000 religiosos han dejado la vida consagrada.
 
Pero el artículo de Mons. Carballo, antiguo maestro general de los franciscanos, no se detiene en la fría exposición numérica. Hace un estudio de la fenomenología de causas que motivan las deserciones y también ofrece las posibles soluciones.