Internacional

Los obispos Colombianos llamaron al “rescate moral de la sociedad colombiana”

Al término de la Asamblea Plenaria Extraordinaria, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) difundió un “Mensaje para el pueblo colombiano”, en el que los obispos señalan que “No nos podemos quedar parados y negar las dramáticas y preocupantes situaciones que se viven en nuestro país”. 

Durante la Asamblea episcopal, del miércoles 1 al viernes 3 de noviembre, los más de 90 obispos colombianos evaluaron los frutos y retos que dejó la visita del papa Francisco al país y establecieron la ruta de trabajo pastoral para el trienio 2018-2020. 

El presidente de la CEC, monseñor Óscar Urbina, y el vicepresidente, monseñor Ricardo Tobón Restrepo, presentaron a la prensa los lineamientos pastorales para el trienio y el mensaje episcopal al pueblo colombiano. 

Monseñor Urbina, reiteró que “no podemos quedarnos parados” frente a la realidad política de país, la corrupción institucional, la falta de soluciones del sector de la salud, el narcotráfico y la drogadicción, la incertidumbre frente a los procesos de puesta en práctica de los acuerdos de paz y la polarización partidista, entre otros temas. 

En lo que respecta al ámbito social, la CEC expresó la inestabilidad social nacional y la crisis humanitaria de los migrantes venezolanos que han llegado a Colombia como parte de sus preocupaciones. 

Para eso, monseñor Urbina señaló que “mantengamos la esperanza, que podemos vislumbrar en toda persona buena, en cada gesto de honestidad y búsqueda del bien común”. Añadió que “todos debemos ser responsables, con hechos de bondad y rectitud, del rescate moral de nuestra sociedad”. 

El presidente también indicó que el trabajo que planean realizar específicamente para la instrumentación será “a través de las diócesis del país, el fortalecimiento de las parroquias en las regiones, según la necesidad de cada territorio prestándole atención a los niños, jóvenes y mujeres” además, claro, de toda la población.