Internacional

LOS JESUITAS MEDIAN EN EL CONFLICTO POR LA PUCP

Piden a los obispos peruanos que acepten el acuerdo suscrito en marzo y que frenó Cipriani

¿Puerta abierta a la solución del conflicto entre los obispos peruanos, la Santa Sede y la PUCP? Asi parece desprenderse de la misiva enviada por el provincial de la Compañía de Jesús en Perú, Miguel Cruzado, al presidente del Episcopado del país, Salvador Piñeiro, donde expresa su deseo de que se reanude el diálogo entre la jerarquía eclesiástia y la universidad.

En el documento, el representante de los jesuitas considera que la solución puede ser la propuesta de reforma de estatutos que aceptaron tanto el Arzobispado de Lima, la Conferencia Episcopal como la propia PUCP, el 31 de marzo pasado.

Este acuerdo, señala Miguel Cruzado, resolvería los puntos de debate acerca de la adecuación de los estatutos de la PUCP a la Constitución Apostólica, y también encaminaba de modo apropiado la administración de los bienes de la universidad, incluida la herencia de su benefactor José de la Riva Agüero. Asimismo daba punto final a los litigios pendientes.

El rector de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, padre jesuita Juan Carlos Morante, consideró que retomar las conversaciones como estaban en marzo era mejor que quitarle el nombre a la universidad y ya no sea Católica ni Pontificia.

Refirió que en esas conversaciones entre el Arzobispado de Lima y la PUCP se trató la respuesta que iban a dar al Vaticano en abril.

“Ahí se fueron buscando fórmulas y alternativas que incluían algunos cambios en el estatuto con respecto al nombramiento del rector, y algunos elementos más. El rector y vicerrector de la Católica estaban de acuerdo, pero eso se truncó por las declaraciones del señor Arzobispo, sin embargo, puede ser retomada.

Nuestro parecer es que si hay buena voluntad y el deseo de no llegar a medidas extremas esa conversación puede ser retomada y reconducida”, señaló el padre Carlos Morante.

Ayer se reunió la Conferencia Episcopal Peruana en el Convento Santo Domingo para preparar la 100ª asamblea extraordinaria del Episcopado.

Trascendió que además tratarían sobre algunos cambios en los estatutos de la Conferencia Episcopal. No se supo si abordaron la carta enviada por la Compañía de Jesús.

“Ellos son autónomos, verán si tocan la carta o no. Sería bueno que respondan”, dijo el padre Juan Carlos Morante.