Sucre

Llaman al acercamiento en el inicio de Cuaresma

LOS CATÓLICOS CELEBRARON AYER, MIÉRCOLES DE CENIZA. 

La señal de la cruz con ceniza es el compromiso para vivir la Cuaresma de forma especial. 

Con un llamado especial de acercamiento de los feligreses a Cristo, la Iglesia Católica en Sucre dio inicio a la Cuaresma en la celebración del Miércoles de Ceniza en la Catedral de la ciudad.

El arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre, monseñor Jesús Pérez, indicó que este es el tiempo especial de acercamiento de los católicos, para que a través de la conversión y el sacramento de la reconciliación los creyentes estén más a Dios y por ende a la Iglesia.

De igual manera, convocó a los jóvenes a que tengan mayor contacto con el Señor a través de la oración diaria. “Háblenle como a un amigo”, fueron las palabras del Arzobispo que aprovechó la celebración para pedir por el Papa Benedicto XVI y por el futuro arzobispo de la Arquidiócesis, monseñor Jesús Juárez.

“Conviértete y cree en el Evangelio”, anunció el Arzobispo y los demás sacerdotes que concelebraban la misa al momento de la imposición de la cruz de ceniza en la frente de los creyentes.

En Santa Cruz, el cardenal Julio Terrazas señaló que la cruz con la ceniza “no es como recibir unas pintarrajeadas del Carnaval”; por el contrario, es un signo “para acordarnos que estamos iniciando el camino” a la conversión.

La ceniza en la frente es “para recordarnos que desde nuestra fe” debemos reflexionar con sencillez sobre la vida de cada uno, dijo Terrazas.

Esta celebración tiene sus orígenes en los pueblos del medio oriente, donde antiguamente las personas se llenaban toda la cabeza de ceniza al momento de hacer algún sacrificio; sin embargo, ahora sólo se hace la señal de la cruz en la frente y representa el compromiso del cristiano católico para vivir la Cuaresma de manera especial, a través de la oración, ayuno, sacrificio y limosna.

Desde ayer, Miércoles de Ceniza, en las celebraciones eucarísticas no se reza el credo y se omite el Gloria; además, los sacerdotes visten el color característico de este tiempo litúrgico: el morado, como símbolo de este proceso especialmente dedicado a la reflexión y a la preparación de los cristianos para la Semana Santa y la vivencia del Kerigma.

A partir de este viernes se llevarán a cabo las celebraciones de Vía Crucis a las 15:00 en la Catedral, además que los sacerdotes dedicarán horarios especiales para el servicio del sacramento de Reconciliación o Confesión.

CARTA PASTORAL

Tras la celebración de la misa, Pérez presentó a los feligreses a través de los medios de comunicación la Carta Pastoral de la Cuaresma 2013, para la reflexión de los cristianos.

Preparación

A partir de este viernes en la Catedral se llevarán a cabo Vía Crucis a las 15:00 y los sacerdotes dedicarán horarios especiales para el servicio del sacramento de la Reconciliación o Confesión.