Santa Cruz

Lic. Martha Orsini: Los discípulos misioneros miramos con ojos de fe al mundo pluricultural

En el marco del VI Congreso Misionero que se llevo la semana pasada recordamos la primera ponencia “Los discípulos misioneros miramos con ojos de fe al mundo pluricultural” a cargo de la Lic. Martha Orsini. Adjuntamos la ponencia para nuestros seguidores.

Lic. Orsini considera que la fe se vive en comunidad pero cada quién vive la fe de distintas maneras. Remarcó que la fe no es intransferible y la interacción entre culturas tiene que ser valorada, aceptada, respetada, cree que el diálogo enriquece la vida de las personas y los pueblos porque no hay cultura inferior ni mayor.

Luego de la exposición, la Lic. Orsini ofreció una entrevista en la que destacó lo siguiente:

“Es un tema muy desafiante para todos los bautizados porque todos somos discípulos misioneros en un mundo pluri-cultural o multicultural, entonces es importante considerarnos discípulos, aprendemos del evangelio aprendemos del Jesús histórico, del Cristo de la fe y esa es nuestra misión, la de evangelizar, por eso es que era importante hacer algunas puntualizaciones sobre lo que es la cultura, la interculturalidad, la multiculturalidad, etc. todos estos términos que nos llevan verdaderamente a el conocimiento de qué es ser discípulos y misioneros.”

La Lic. Orsini hizo además algunas puntualizaciones sobre cómo vivir la fe en los nuevos escenarios de diversidad cultural.

“La fe en realidad no se la transmite, se la vive profundamente y personalmente, pero vamos a hacer que se despierte en cada cultura, esas semillas del verbo que ya están presentes en cada cultura, entonces hay que acercarnos desde el conocimiento de las otras culturas en las que estamos insertos, con las que nos relacionamos, también tenemos que valorar esas formas culturales, apreciarlas y enriquecernos mutuamente. No se puede llevar el evangelio para imponerlo, sino que con nuestro testimonio haga que surja esta adhesión al evangelio.”

Por otro lado el Hno Ricardo Miño encargado de la comisión de animación del Congreso explicó los alcances del congreso y concordó con la Lic. Orsini acerca del rol de todos los cristiano en compartir la fe en un mundo pluricultural.

“El lema de este año es Bolivia misionera comparte tu fe, los objetivos están reflexionar el trabajo misionero de la Iglesia en un mundo pluricultural, como abrirnos al diálogo con las culturas y los desafíos que nos presenta el mundo post moderno.”

“Hoy hemos empezado con la ponencia a cargo de la Lic. Marta Orsini, que ha iluminado “los discípulos de Jesús miran el mundo con ojos de la fe, el mundo pluricultural” y nos ha hecho en su conferencia una invitación a confiar primero a darnos cuenta que estamos en un mundo de cambios de encuentro de muchas culturas, globalizado, que nos lleva a un encuentro intercultural, esto implica una valoración de la propia identidad de la propia cultura un reconocimiento de lo que cada uno de nosotros es y al mismo tiempo para que se dé el encuentro saber valorar, reconocer y respetar la cultura del otro y en este diálogo descubrir que las semillas del verbo, que las semillas de la palabra están presentes en todas las cultura y favorecer el encuentro respetando expresiones propias de cada cultura que tiene que ver con ritos, con simbolismos y con lenguajes.”

Luego de la conferencia de la Lic. Orsini, los misioneros se repartieron en diversos grupos de trabajo con el objetivo de reflexionar acerca de los aspectos positivos y negativos de la cultura post moderna.

Algunos de los Aspectos Positivos de la primer dia del Congreso Misionero.

• En lo positivo se da que en los medios de comunicación e puede evangelizar a más personas, tanto en el campo como en la ciudad, mediante las redes sociales también se puede evangelizar…

• Nos ayuda a tener acceso a la información, es un instrumento de evangelización, a través de los medios de comunicación podemos evangelizar, también nos hace la vida un poco más cómoda porque tenemos la información al alcance…

• La tecnología para las personas que sea un medio para nosotros, la tecnolo´gia tienq ue ser para nosotros un medio, no un fin…

Algunos de los aspectos negativos

• A veces lo medios de comunicación exponen más de lo necesario, a veces las familias han dejado de tener diálogo entre padres e hijos y eso se va perdiendo porque a veces llegan a la casa y se olvidan totalmente del diálogo que existe entre la familia.

• Tenemos como puntos negativos, hace daño a la moral, también a los valores, sobre todo a las mujeres que nos denigran algunos comerciales, que se muestran imágenes no muy propias , también genera lo que es el egoísmo, la mala competencia y el mal uso.

• Deberíamos nosotros abrir las puertas de las iglesias, no para que entre la gente sino para salir nosotros, misioneras misioneros, estamos todos convocados…

A medida que se desarrollaban las exposiciones el Dr. Marcos Genaro Mercado hizo un breve paréntesis para brindar luces sobre el Cristianismo.

“El Cristianismo no es una cultura, no es cultura, este elemento no ha salido muy fuerte, el Cristianismo es buena nueva, e encuentro con Jesucristo que desde las distintas culturas en libertad se va llegando a ese encuentro de experiencia, eso es don de Gracia pero también respuesta humana”.

Antes de concluir la jornada del primer día, los misioneros compartieron la Santa Misa con el Cardenal Julio Terrazas, en el templo de la parroquia María Auxiliadora. Mons. Eugenio Escarpellini brindó en nombre de todos los congresistas un saludo al líder de la Iglesia en Bolivia, hoy arzobispo emérito de Santa Cruz.

“Cardenal Julio, a nombre de todos los delegados misioneros que han llegado aquí a Santa Cruz de todas las jurisdicciones, quiero darle las gracias por compartir con nosotros esta Eucaristía, esta acción de gracias por unirse a nosotros en la oración del Señor para que nuestra Bolivia nuestra Iglesia en Bolivia sea siempre más misionera, para que cada uno de nosotros seamos realmente los discípulos que asumen el compromiso de la misión de Jesús, nosotros reconocemos en usted a un gran misionero, no solo porque es redentorista sino por toda su vida, por el compromiso, por Dios, por Jesús, por cada hombre que vive en esta tierra, por transmitir la buena nueva, por ser motivo de esperanza… le agradecemos, le pedimos que de verdad nos acompañe con la oración con el cariño como siempre lo ha hecho y con el testimonio de su vida entregada constantemente. Nos unimos todos en oración y le agradecemos por esta presencia suya gracias Cardenal julio”.

En su Homilía, el Cardenal Terrazas, visiblemente contento saludó a los misioneros con una exhortación

“Me alegra poder sentir al Señor esta tarde al finalizar nuestra primera jornada de reflexión, esa palabra tan linda que nos dice el señor y que nos pone rápido frente a la verdad de nuestro mensaje, no basta decir Señor, Señor. Creo que la exigencia misionera de hoy y de siempre, pero de hoy especialmente es transmitir palabras de vida, no palabras que asemejan a piedras desechables. Como recordaba el Papa el día de ayer, somos piedras vivas, del templo de Dios, eso es el Pueblo de Dios, piedras vivas, no piedras avejentadas, no piedras que ni siquiera sirven para adornar el edificio, son piedras que tienen vida y que tienen que comunicar vida, porque la misión que no comunica vida no es más que un bonito reflejo de las cosas que se escriben y se dicen de memoria pero que nunca llegan a transformar ni la vida propia ni la vida de los pueblos.

Al referirse a la buena nueva que deben anunciar los misioneros expresó

Estamos anunciando algo nuevo no algo viejo, no algo viejo, no algo que hay que repetirlo porque es bonito o porque es una historieta linda que contar, a nosotros nos toca hablar de la persona de Cristo, esa persona que está con nosotros, esa persona que nos dice: miren si la palabra que les digo la toman en serio entonces el edificio que estamos haciendo es sólido porque la roca es solida. Vendrán las tempestades, vendrán las dificultades, las inundaciones como santa Cruz que está con 18 barrios inundados, vendrá todo eso, pero si practicamos la palabra del Señor no pasa nada si está Cristo en el cimiento no hay nada que temer.

De este congreso que se desarrolla cada 4 años, participan 400 representantes de 14 jurisdicciones eclesiásticas de todo el país. Los fieles de 22 parroquias de la Arquidiócesis anfitriona de Santa Cruz han brindado acogida a estos hermanos misioneros.

Por Alejandro Cossio