Destacadas

Ley de pensiones: Iglesia pide diálogo y dejar actitudes hostiles

Monseñor Gualberti dijo que solamente es posible construir un país más justo y en paz si las partes en conflicto se esfuerzan por trabajar conjuntamente sobre las bases firmes de la justicia, la libertad, la verdad y el amor enseñado por Jesucristo.

Monseñor Sergio Gualberti, en su homilía dominical, pidió al Gobierno y los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) dialogar y dejar las actitudes hostiles para solucionar de forma pacífica el conflicto por la ley de Pensiones .

Las partes involucradas en este conflicto, según Gualberti, deben dejar esas actitudes que exacerban los ánimos y envenenan el clima social. Recordó además que experiencias enseñan que  las soluciones tomadas bajo presión y sin tener el bien común como marco referencial nunca fueron satisfactorias y a largo plazo van demostrando todas sus debilidades y contradicciones.

“Cuando aprenderemos que el recurso a la violencia, venga de donde venga, no soluciona los problemas y que por el contrario los ahonda y los agudiza, que todos los bolivianos indistintamente puedan tener un salario y una jubilación justa y equitativa es una aspiración que todos debemos de apoyar.  Sin embargo, este pedido se debe dar por medios pacíficos y por el otro lado tiene que encontrar una disponibilidad de escucha y un espacio real de diálogo por parte de las autoridades”, señaló el monseñor Gualberti.

También consideró que solamente es posible construir un país más justo y en paz si las partes en conflicto se esfuerzan por trabajar juntos sobre las bases firmes de la justicia, la libertad, la verdad y el amor enseñado por Jesucristo.

Sectores afiliados  a la COB iniciaron desde el pasado lunes medidas de presión con bloqueo de caminos, marchas en las ciudades capitales del país en exigencia a la modificación de la ley de pensiones. Las manifestaciones  derivaron en enfrentamientos con los efectivos policiales de donde resultaron varias personas entre trabajadores y policías heridos, además de centenares de arrestados y aprehendidos.