Internacional

La JMJ de Cracovia será un Jubileo de los jóvenes, afirma el Cardenal Rylko

“La Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia será un verdadero Jubileo de los jóvenes a nivel mundial”. Lo escribe el Cardenal Stanislaw Rylko, Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, en un Mensaje hecho público a un año de la JMJ, la segunda que se celebrará en Polonia después de la de 1991 que se llevó a cabo en Częstochowa.

El Purpurado subraya que en Cracovia “los jóvenes serán llamados a reflexionar sobre el tema de la ‘misericordia como ideal de vida y criterio de credibilidad para nuestra fe”. Y añade que desde Cracovia “deberá difundirse al resto del mundo este mensaje lleno de esperanza, el del amor misericordioso de Dios por todos los hombres de la tierra”.
Además, el Cardenal Rylko afirma que el centro espiritual de este Jubileo de los jóvenes “será el Santuario de la Divina Misericordia – junto a Santa Faustina Kowalska – que el Papa San Juan Pablo II inauguró en el año 2002”.

El Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos explica que en este Santuario “se organizará también un gran Centro de la misericordia con numerosos confesionarios donde los jóvenes tendrán la posibilidad de acercarse al Sacramento de la Reconciliación en diversas lenguas”. Y, por otra parte, en la JMJ de Cracovia, en el lugar de la gran reunión conclusiva de los jóvenes de todo el mundo, denominado Campus Misericordiae, “se montará una simbólica Puerta Santa, como signo visible del carácter jubilar de este evento”.

Aquí, el Papa Francisco, acompañado por algunos jóvenes, atravesará esta puerta al inicio de la Vigilia de oración del sábado 30 de julio del próximo año 2016, que concluirá con la Adoración Eucarística.

Por último, el Purpurado recuerda que el Santo Padre Francisco, el domingo 31 de julio, después de la Eucaristía, entregará a cinco parejas de jóvenes de los cinco continentes, otras tantas lámparas encendidas, símbolo del fuego de la misericordia que ha traído Cristo, y enviará a los jóvenes a todo el mundo como testigos y misioneros de la Divina Misericordia.