Santa Cruz

“La Iglesia no es un museo, sino un jardín” Conclusiones de la Reunión del Consejo Presbiteral de Santa Cruz

Los días 29 y 30 de Octubre, el consejo Presbiteral se reunió en la Parroquia de Nuestra Señora de Aparecida, en Ciudad Satélite. Damos una noticia breve, pero sustanciosa con el fin de hacer participar a toda la comunidad de la Iglesia de Santa Cruz, de los aspectos que a la luz de la oración hemos compartido, estos han sido los siguientes:

Comentario, estudio, análisis del discurso del Papa Francisco en el encuentro con el Comité de Coordinación del CELAM. Monseñor Sergio Gualberti, compartió este saludo que el Papa Francisco a los obispos, en clave de dirección al presbítero. Destacamos alguna entre muchas interesantes propuestas:

Estamos para escuchar la Tradición de 2.000 años de vida de la Iglesia, no solo de dos siglos.

No sirven los “profetas” que ven solo ruinas y desgracias en el mundo de hoy.

La Iglesia no es un museo, sino un jardín

Por tanto hay que buscar el lenguaje para hablarle al mundo de hoy.

La Iglesia no está para castigar, sino “para usar la medicina de la misericordia”.

Acerca de las actitudes deseables para todos los pastores, (también para todos los fieles laicos que viven un compromiso personal):

La humildad como estilo de su Iglesia misionera

La atención a los pecadores.

Los Obispos (sacerdotes) que aman con total entrega a su rebaño.

El ícono de Emaús; para entender que saliendo de sí misma la Iglesia, también en la noche de este tiempo está llamada a calentar el corazón.

Finalmente el desafío prioritario de la formación y el sentirse en una situación de misión permanente y la conversión pastoral.

ADMINISTRACIÓN DE LOS SACRAMENTOS, EN LAS PARROQUIAS. (Bautismo, matrimonio, y catequesis de iniciación cristiana). Mons. Braulio nos transmitió una interesante reflexión personal acerca de cómo los sacramentos han de ser vividos bajo la gracia del espíritu y por lo tanto como una oportunidad para la evangelización de todos los miembros de la familia. No basta con quedarnos con el seguimiento ortodoxo de las normas, sino vivir el signo presente de Dios, que nos llama en cada signo sacramental, a la misión. La necesidad de hacer un seguimiento ordenado y familiar que sirva para proporcionar la oportunidad de la misión a todos los miembros de las comunidades parroquiales.

VALORACIÓN DE LA ASAMBLEA PRESBITERAL EXPRESADA EN LOS COMPROMISOS CONCRETOS: el ámbito misionero y la responsabilidad de los laicos. El P. Luis J. López Fernández expuso, desde su propia experiencia al frente de la Comisión de Misiones y Obras Misionales y Pontificias, las características, espíritu y oportunidades para todos, desde la Misión.

Algunas de las ideas compartidas se refieren a nuestra realidad, en el sentido de que si bien observamos un sano esfuerzo misionero, “No existe un dinamismo misionero. Lo principal no es la misión, sino la “actividad pastoral”. Presuponiendo que ya ha sido predicada y aceptada la fe, se organizan acciones dirigidas a la maduración de la fe de los creyentes, a su santificación por medio de los sacramentos, a la defensa de su fidelidad y la promoción de su coherencia con la fe que profesan”.

Hemos tenido también la oportunidad de compartir las conclusiones de la experiencia de la Expo-Iglesia, en la Feria Exposición, que ha supuesto una buena pista para redirigir el futuro de nuestra acción misionera, delante del mundo.

Éstas y otras han sido las ideas que hemos intercambiado, y pedimos a todos los miembros de nuestra Iglesia su oración, para que juntos podamos dar una respuesta a las necesidades de evangelización, misión y promoción humana.

P. Fernando Cabrero, Moderador del Consejo Presbiteral