Santa Cruz

La fe y devoción a su patrona unió a los vecinos del barrio Urkupiña de Montero

En tiempos de pandemia el festejo de los 34 años de fundación del barrio Urkupiña, ubicado en la zona noroeste de Montero no pasó desapercibido.

Si bien no hubo fiesta, las muestras de fe y devoción a la Virgen de Urkupiña unió a los vecinos que en esta ocasión tuvo una celebración muy distinta a las de anteriores años, para comenzar la novena a su patrona se la realizó de manera virtual, para evitar aglomeración de personas tal como lo señalan los protocolos de bioseguridad.

Este pujante barrio cada 15 de agosto celebra su aniversario, este año fue el cumpleaños número 34, el sábado se realizó una misa en homenaje a su patrona y posteriormente la imagen de la Virgen recorrió las calles del barrio, que fueron adornadas especialmente con banderines y globos multicolores mientras las familias esperaban el paso de la imagen sagrada en sus domicilios.

El comité pro velorio liderado por Viviana Cortez y Felicia Paniagua de manera conjunta con el presidente de la junta vecinal del barrio, José Manuel Suárez se encargaron de la preparación de los actos litúrgicos que tuvo el apoyo decidido de los vecinos.

“Sin duda este año fue muy diferente en todo, lo único que no cambió fue la devoción y el amor que los vecinos del barrio Urkupiña le tenemos a nuestra Patrona, la Madre de Dios nuestro Señor. Todos apoyando con su granito de arena para que ella tenga una fiesta como se merece”, escribió en su cuenta personal de Facebook, Fernando Lazcano Rea, vecino y expresidente del barrio.

Lazcano felicitó a las vecinas encargadas del comité pro velorio y a todas las personas que se sumaron con su aporte personal para apoyar en el arreglo del altar de la Virgen de Urkupiña, “sin ellas todo esto no hubiera sido posible. Al año, Dios mediante, lo haremos mucho mejor”, señaló.

AMPLIACIÓN DE LA PLAZUELA

De su lado, José Manuel Suárez, presidente de la junta vecinal del barrio, en declaraciones el programa Laberinto mencionó que una de las obras pendientes que tiene la zona es la ampliación de la plazuela, obra que durante muchos años estuvo postergada, sin embargo, mencionó que en esta gestión se logró que sea incluida en el Plan Anual Operativo 2021 y esperan que se haga realidad.

En esa populosa barriada, según Lazcano viven alrededor de 1.700 familias, muchos de ellos son comerciantes, profesionales, obreros y transportistas.

Fuente: Montero Noticias