La Paz

La Compañía de Jesús celebra 200 años de restauración en el mundo

Hoy se conmemoran 200 años de la restauración de la Compañía de Jesús en el mundo, luego de ser suprimida (durante 41 años) a manos del Papa Clemente XIV en 1773. En esta fecha, los jesuitas de la provincia boliviana aseguran que la obra de su fundador San Ignacio de Loyola continuará y con el adecuado discernimiento harán el mayor bien posible respondiendo a lo que Dios quiere para Bolivia.

“La presencia de la Compañía de Jesús en Bolivia es una construcción de hace años y seguirá siendo una construcción para el futuro. Desde lo que nos ha enseñado Ignacio de Loyola, nuestro fundador, el discernimiento y mirando el bien común, responderemos siempre a qué quiere Dios aquí en Bolivia”, expresó el Sacerdote Jesuita, Fredy Quilo, ecónomo de la provincia boliviana.

Para el padre Antonio Menacho S.J., la Compañía de Jesús ya había sido expulsada previamente en 1759 por la realeza de Portugal, en 1763 disuelta en Francia, en 1767 por Carlos III de España y en todo el mundo en 1773. Esto debido a que las cortes borbónicas veían afectados sus intereses económicos y políticos con la actividad de esta orden, que tiene como misión “humanizar”.

Según el padre Víctor Codina S.J., en aquél momento la orden religiosa contaba con 24.000 miembros, 39 Provincias, 800 colegios y 38 reducciones con 110.000 indígenas. Así, este despojo significó un severo golpe para el territorio colonial latinoamericano de aquel tiempo, y también para el mundo, toda vez que las reducciones fuesen una oportunidad de evasión para los indígenas esclavizados por la mita y que los jesuitas ya se habían hecho cargo de gran parte de la educación en el globo.

La Compañía de Jesús fue restaurada 41 años después (1814), luego de que los jesuitas supervivientes a la expulsión vivieron en los territorios de la “Rusia Blanca” bajo la protección de la zarina Catalina II, que les ofreció asilo al evitar la proclamación de la orden de supresión venida desde el Vaticano.

Los jesuitas estuvieron en territorio boliviano entre los períodos 1572-1767 y 1881-1981, inicialmente como la misión del Perú, después como Viceprovincia de Bolivia. El 3 de noviembre de 1983, la Compañía de Jesús fue declarada finalmente como provincia de Bolivia, desde entonces fundaron obras como medios de comunicación, educación y servicios sociales diversos en todo el territorio nacional.

“Vamos a celebrar la restauración de la Compañía de Jesús en nuestro mundo, es decir, los Jesuitas como orden religiosa volvemos a estar presentes en los diferentes países”, manifestó el padre Quilo refiriéndose a esta fecha.