Santa Cruz

¡Júbilo! Ordenan a nuevo diácono permanente para la Arquidiócesis de Santa Cruz

En la parroquia San Pedro y San Pablo del barrio Guaracal, se llevó a efecto la Ordenación Diaconal Permanente del laico Julio Grover Gutiérrez Espinoza, en una Eucaristía presidida por Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra, con la asistencia entre otros, de los sacerdotes Misioneros Identes  Marco Antonio Saénz, párroco y Acisclo Diaz  de la parroquia, P. Ezequiel Pérez-Vicario General, P. Miguel Limón y P. Raúl Arrazola; además estaban Diáconos Permanentes y sus esposas, que sirven en la Iglesia de Santa Cruz y otros laicos postulantes al diaconado.

La ceremonia que reunió, además de los ya nombrados, contó con la presencia de feligreses de la Parroquia ya citada y de la familia del nuevo Díacono: Su esposa la Dra. Eyda Melgar de Gutierrez, su madre Julia Espinoza Cuellar, sus hijos, nietos, hermanos, nuera y yerno.

La ceremonia estuvo cargada de mucha emoción, por lo que significa para la Iglesia la incorporación de un nuevo miembro al clero local.

El Diácono Grover proviene de una familia comprometida con la iglesia, ha trabajo en diversas parroquias de la ciudad y que, ahora, para llegar a esta Ordenación, tuvo más siete años de preparación, bajo la dirección espiritual y didáctica del P. Simón Gutiérrez y otros sacerdotes que conforman el equipo de formadores para postulantes al diaconado permanente.

Mons. Estanislao, en su homilía, aplicó la enseñanza del Evangelio al compromiso que asume Grover  en esta nueva misión que le encarga Jesús, nuestro Señor, resaltando de manera especial el servicio a la Palabra, el servicio al Altar y el servicio a la Caridad, que el nuevo Diácono debe dispensar con absoluta transparencia y obediencia al Señor.

Por otra parte, Mons. Estanislao Dowlaszewicz, elogió la predisposición del candidato a Diácono Permanente, que desinteresadamente se entrega al servicio de la Iglesia y deseó que este ejemplo y el de todos los demás Diáconos permanentes, sirva para que hayan muchos más varones, que tomen la decisión de servir a Dios, desde este nivel de compromiso.

Luego del bendecido, hermoso y emocionante Rito de Ordenación, donde Grover estuvo postrado en el suelo, para luego ser revestido con las vestiduras diaconales por su esposa e hijos; seguidamente fue invitado por el Obispo para que inaugurara su servicio al altar, ayudando en la Eucaristía que se estaba celebrando.

Terminada la celebración de la Eucaristía, el Mons. Estanislao saludó a la Sra. Eyda, esposa del flamante Diácono, a su madre y demás familia; ya en la sacristía, el Diácono Grover fue felicitado y abrazado por sus compañeros en el diaconado y por la gente de las comunidades que se dieron cita a este importante evento de nuestra Iglesia.

Finalmente, se brindó con la presencia de los asistentes a la ceremonia, donde se degustaron una serie de exquisiteces, propias de esta región del país.

La Iglesia cruceña felicita al nuevo Diácono Permanente y pide al Señor de la Vida, le colme de bendiciones, como así también a su esposa y familia, por este significativo desprendimiento, como es el de compartir a uno de sus miembros con el servicio al prójimo.

El nuevo Diácono agradeció también “a los Obispos, que nos instan a servir a la Iglesia de forma más comprometida y al P. Simón Gutiérrez, que por años ha venido formando a estos varones, que quieren servir a Dios, como Diáconos Permanentes” remarcó.