Sucre

Juárez llama a tolerancia y reconciliación en Sucre

DURANTE LA FIESTA DE CORPUS CHRISTI. 

Ayer, miles de creyentes ratificaron su fe en la resurreción de Jesucristo. 

La fiesta de Corpus Christi se celebró en Sucre, ayer, con una convocatoria a la tolerancia, al respeto y la reconciliación entre las autoridades municipales, departamentales y los sectores en conflicto. El arzobispo Jesús Juárez recordó que la eucaristía es una fuente de comunión, de unidad y de rencuentro.

El pueblo católico cristiano de Sucre, una vez más, reafirmó la certeza sobre la resurrección de Jesús, durante la fiesta de Corpus Christi en este Año Eucarístico Arquidiocesano.

Miles de fieles se reunieron en la plaza Aniceto Arce para celebrar este acontecimiento religioso al que asistieron autoridades de la Iglesia Católica, encabezadas por monseñor Jesús Juárez, representantes de diferentes parroquias, grupos religiosos y creyentes.

El Arzobispo de Sucre manifestó que con la fiesta del cuerpo y la sangre de Cristo se reafirma la certeza en la resurrección, porque Jesús dijo: “El que coma de este pan, aunque haya muerto vivirá para siempre”, recordando de esta manera la muerte trágica de los seminaristas Francisco Tardío Vera y Juan Beltrán Martínez, ocurrida el miércoles camino a Yamparáez.

Juárez remarcó que Jesús es la palabra hecha carne. Es en la Pascua de Jesús, con la donación del espíritu, cuando la misión del hijo se convirtió en la misión de la iglesia, misión que nace de la eucaristía.

La palabra hecha carne, al ser proclamada, suscita la fe que salva, acoge, reúne y envía.

“Recibamos con alegría esta palabra de vida entre nosotros”, expresó.

En la homilía, Juárez se refirió al reciente conflicto que el transporte pesado y la Gobernación libraron contra la Alcaldía, provocando un cerco a la ciudad por seis días. “Hacemos un llamado a la tolerancia, al respeto y a la reconciliación”, sostuvo.

Ayer también se dio inicio al Congreso Eucarístico Arquidiocesano; todos oraron para que este evento produzca los frutos necesarios para la renovación de la Iglesia. “Tengo esperanza en que el Congreso Eucarístico que se prolongará hasta el domingo, sea una fuente de santidad y de crecimiento en la vida cristina”, dijo Juárez.

La autoridad religiosa explicó que la eucaristía es lo más importante en la vida cristiana; en ella se materializa lo que Jesús hizo durante la última cena: quiso quedarse con la humanidad, caminar junto a los hombres y mujeres, para hacer de ellos misioneros de su mensaje de resurrección. “Jesús dijo ‘vayan y hagan discípulos en todo el mundo y en todas las naciones enseñándoles aquello que yo les he enseñado a ustedes'”, mencionó las palabras de la Biblia.

Una vez concluida la misa, la procesión del Santísimo Sacramento recorrió las calles Kilómetro 7, Arenales, plaza 25 de Mayo e ingresó a la capilla de la Virgen de Guadalupe, en la Catedral, de donde partió rumbo a San Felipe Neri. Allí, se dio inicio a las jornadas de oración de 72 horas continuas, en las que participan representantes de parroquias, grupos juveniles y personas que deseen dedicar un tiempo a la oración.

A partir de hoy, en el colegio Don Bosco, se desarrollará el Congreso Arquidiocesano, donde se hablará sobre las celebraciones eucarísticas en Chuquisaca, los fundamentos bíblicos de la eucaristía y los compromisos que brotan de la eucaristía; también habrá talleres donde tocarán temas como la juventud, la educación, comunidad, vocaciones y otros. El Congreso culminará con la homilía del domingo, a las 9:00, en la Catedral de Sucre.