La Paz

Jóvenes emprendedores celebran el 28 aniversario de la PUNA

Jóvenes emprendedores y soñadores, hay que saber vivir, muchos creen que lo hacen, sin embargo, viven con odio, pero ustedes pueden volar, soñar y emprender, celebremos el 28 aniversario de la Pastoral Universitaria de la Arquidiócesis de La Paz, PUNA, abriendo espacios de diálogo juvenil y fraterno, entre fe y razón a ejemplo del Padre Miguel Gillagannon. Con estas significativas palabras, Mons. Pedro Fuentes, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Nuestra Señora de La Paz, instó a la juventud puniense a luchar por la defensa de la dignidad humana.
Vivimos en un mundo con tantas tendencias que nos desorientan, busquemos dar sentido a la vida y descubrir con el equipo de la PUNA, el bien que se puede hacer a los demás.
“Para servir hay que servir”, sostuvo, durante la Celebración Eucarística de agradecimiento a Dios por el aniversario de la PUNA, este 17 de agosto, el Padre Alfonso López, destacando la importancia de la capacitación y especialización de los jóvenes, en distintas áreas del ámbito universitario, que les permitan en un futuro, como profesionales, prestar un buen servicio, con calidad y calidez en la búsqueda del bien común.

La PUNA, un espacio de diálogo entre fe y razón. Padre Miguel Gillgannon

Han transcurrido más de 28 años desde que un misionero de tierras lejanas Miguel Gillgannon junto a la hermana Joan Mury iniciaron un extraordinario ministerio universitario, planteando cuestiones éticas y trabajando por el cambio social.
En un espacio de encuentro y diálogo entre fe y razón la presencia del Padre Miguel Gillgannon ha dejado huella en muchas generaciones de jóvenes universitarios que han pasado por la pastoral universitaria, sostuvo la directora de la PUNA, Erika Aldunate.
Quiero recordar a Padre Miguel y rescatar su calidez humana y cercanía a los jóvenes, un misionero que vino de tierras lejanas que se esforzaba por conocer nuestra cultura. Padre Miguel nació en Kansas City, era el menor de nueve hijos, fue ordenado en 1958, estuvo muy influenciado por el Vaticano II y participó de los cambios significativos en la Iglesia en la década de los 60 optando por la opción preferencial por los pobres.
El año 1974, se vino a La Paz para convertirse en misionero, ser pastor, vicario pastoral, vicario episcopal y también capellán nacional, pero, sin lugar a dudas su mayor logro fue la fundación de la PUNA. Sin pensarlo se quedó en Bolivia casi 40 años regresando a Kansas City el 2012.
Todo el trabajo que hizo en Bolivia fue muy meritorio, su aporte a la Universidad Mayor de San Andrés, UMSA, en ese diálogo entre fe y razón se vio plasmado junto al Centro de Promoción del Laicado “Ricardo Bacherer” CEPROLAI, en la realización de al menos cinco diplomados en: Teología, Filosofía, Historia de la Iglesia y Educación. En estos espacios de formación participaron muchos sacerdotes, jóvenes estudiosos e investigadores lo que hizo que la UMSA, se nutriera de la propuesta católica nacida de Vaticano II, esta conciencia social, el pensamiento social de la iglesia y sus aportes al mundo; atenta a la realidad de diversidad cultural, donde la pobreza está latente, una realidad donde los jóvenes necesitaban empuje para ser profesionales que alcancen sus objetivos y metas.
Que la Pastoral nunca decaiga en la tarea de hablar de Dios desde la realidad, es un pedido que el Padre Gillgannon, hacía de manera reiterativa con el fin de no olvidarnos de los pobres, de la realidad marginal que todavía se vive en Bolivia. Toda persona de fe debe incidir en los ámbitos políticos, socio económicos y de índole profesional.

Áreas de la PUNA: formación humana y cristiana

Las actividades que se organizan en la pastoral universitaria, se efectúan a través de tres áreas que agrupan diversidad de objetivos pastorales que están señalados en las “Orientaciones Pastorales de la Arquidiócesis de La Paz”: área de formación humano- cristiana, área de reflexión y diálogo entre fe, cultura, ciencia y sociedad, y el área de promoción del compromiso y voluntariado social. Son áreas que quieren afrontar las dimensiones que forman al joven estudiante en su totalidad, como persona y como miembro de una comunidad social y eclesial.
Talleres de desarrollo personal, Alpha joven virtual, Celebraciones de fe y vida (eucaristías virtuales) destacan en el área de formación humano cristiana; además de nuevas iniciativas juveniles que se formaron para crear espacios de rezo del santo Rosario, preparación a los sacramentos y el grupo de oración y teología.
Por otra parte, dentro del área de reflexión y diálogo entre fe, cultura, ciencia y sociedad, los participantes acceden a espacios de diálogo de actualidad mediante video-foros, taller de lectura, taller de escritura y también números talleres llamados multidisciplinarios y de liderazgo juvenil en los que destacan los talleres de radio, que como fruto de una labor y esfuerzo conjunto han permitido la creación y consolidación de radio Senda, emisora católica, juvenil online.
Finalmente, a través del área de promoción del compromiso y voluntariado social, se desarrolla el proyecto de promoción de una vida sin violencia hacía la mujer con la participación del voluntariado de “Edu-activistas”
El equipo multidisciplinario de la PUNA, conformado por Nieves González, Alfonso López y Víctor Alacoma, se une para construir una convivencia fraterna, transformando realidades, tocando vidas y señalando el camino para la consolidación de la civilización del amor.


La Pastoral como una hermosa iniciativa alentada por la Arquidiócesis de La Paz y bajo la tutela de CEPROLAI, ha permitido a más de tres generaciones de universitarios vincular fe con cultura y ciencia, mediante espacios de formación humana y cristiana.