La Paz

Inicia el Sínodo en la Vicaria “Las Villas” con la bendición del Señor de la Sentencia

Más de seis décadas han pasado de un hecho catalogado como el primer milagro del Señor de la Sentencia. Ana Saavedra de Frank, limpió con un trapito la imagen del Cristo, tocando las llagas latentes y ensangrentadas que se observaban en el lienzo y utilizando el mismo paño para cubrir con él, las regiones de su cuerpo adolorido por una terrible enfermedad que la había conminado a la muerte. El prodigio de ver restablecida su salud y la propagación del hecho dio origen a una de las devociones más profundamente arraigadas en la zona de Villa Armonía, en la ciudad de La Paz, donde se encuentra el Santuario que alberga la famosa pintura.

Con la mirada iluminada por los recuerdos de sus 22 años de servicio sacerdotal, en la zona, el párroco del Santuario, P. Marcelino Chuquimia, relata con gran entusiasmo los orígenes del templo y cada detalle de la icónica infraestructura que, durante los días 16 y 17 de noviembre, congregó a los fieles de las seis Cofradías, voluntarias, catequistas, jóvenes y músicos que participaron del Primer Encuentro Parroquial Sinodal de la Vicaria “Las Villas” de la Arquidiócesis de La Paz.

El Señor ha pasado por aquí, soñemos con una Santuario unido

Que nadie les quite la esperanza de soñar con una Iglesia mejor, con un santuario mejor, más unido, más hermanado, más dialogante, sabiendo perdonar las limitaciones de unos y otros, porque todos somos humanos. Yo los animo a conformar y fortalecer su Consejo Parroquial, instó en su reflexión el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de La Paz, Mons. Pedro Fuentes, quien inició, en el Santuario del Señor de la Sentencia, los encuentros parroquiales sinodales de las Vicarias “Las Villas” y Norte.

El Señor ha pasado por aquí, el milagro del Señor de la Sentencia nos tiene que recordar que nada nos puede apartar del amor de Dios. Cristo se entregó por todos nosotros, caminemos como los discípulos de Emaús, ya no asustados, sino seguros y felices digamos, quédate con nosotros Jesús, no te vayas, que bien se está a tu lado.

Las comunidades de fe en el Santuario, se destacan por su profundo compromiso de oración y evangelización a través de las visitas que hacen casa por casa llevando en peregrinación la imagen de nuestro Señor, además de las fastuosas procesiones que organizan en Semana Santa, destacó el Obispo. Asimismo, felicitó el servicio comprometido, humilde y sencillo del párroco del Santuario y del Vicario, Pbro. Agapito L. Fabián.

Animado a seguir el camino sinodal paceño

En mis 22 años sacerdotales, recibir la visita de Mons. Pedro Fuentes y preguntarme ¿Cómo estoy? ¿Cómo me va? me reconforta y me anima a seguir este camino sinodal, afirmó con notoria alegría el Padre Marcelino Chuquimia que, durante los dos días, animó a toda la comunidad parroquial a su cargo, a entablar un diálogo personal, fraterno y sincero con el Obispo, para darle a conocer sus inquietudes, preocupaciones, propuestas, actividades, sueños y esperanzas.

Unidad y armonía

Identificados con chalecos, ponchos y hasta mantas de distintos colores, las comunidades: Central de Villa Armonía, Regimiento Castrillo, Voluntarias y voluntarios del Señor de la Sentencia, la coral, ministerios de música, cofradías: Señor de la Sentencia, Virgen Dolorosa, Señor de la Vera Cruz, Santo Sepulcro, Virgen de la Piedad, Sábana Santa. Los grupos de oración, juveniles, catequistas y ministrantes, todos forman la fuerza viva del Santuario del Señor de la Sentencia.
Si bien su carisma es diverso, su accionar se unifica y enfatiza durante las actividades de semana santa y cuando se proponen ayudar a los más necesitados.
Una vez al año, durante una jornada dedicada a los pobres, todas las fuerzas vivas del santuario se unen no solo para preparar los alimentos necesarios o proporcionar a sus visitantes las condiciones necesarias para su limpieza y aseo personal, sino para brindar uno de los valores más preciados que tiene el ser humano, su tiempo, que ellos dedican para acompañarlos para preocuparse por sus vidas y necesidades para atenderlos si se sienten enfermos física o espiritualmente y sobre todo para hablarles de los milagros, que aún en nuestros días, el Señor de la Sentencia sigue propiciando en las personas que tienen fe.
Allí en esos espacios toda la comunidad parroquial se une y se hermana porque ahí no importa la edad, el género, el color del chaleco, del poncho o la manta, todos se unen porque todos son una sola iglesia, un solo pueblo de Dios.

El milagroso Señor de la Sentencia

El suegro de la enferma exclama “Hijita, El Señor ha venido a visitarnos te vas a salvar”, y la enferma pronuncia las palabras proféticas “Abran todas las puertas y ventanas que todos sepan lo que pasó” (Texto tomado de un cuadro antiguo que detalla el milagro del Señor de la Sentencia, hecho acaecido el 17 de mayo de 1958)
Cada 17 de mayo en la zona de Villa Armonía se celebra la festividad religiosa del Señor de la Sentencia reafirmando la identidad cultural de la zona.
El año 2013, el Legislativo edil aprobó la ley Municipal que declara como patrimonio cultural e inmaterial religioso del Municipio de La Paz a la imagen y festividad del “Señor de la Sentencia” de la zona de Villa Armonía.

Por sus llagas fuimos curados, proclama el profeta Isaías, en referencia al “siervo doliente” encarnado en nuestros días en la piel de tantas personas que sufren no por la falta de dinero o bienes materiales, sino por la indiferencia, la soledad y el abandono. Es a ellos que se presenta el Señor de la Sentencia y es en ellos que sigue obrando milagros.