Santa Cruz

Vocero del Arzobispado de Santa Cruz, repudia agresión a monja y pide control policial

Vocero católico denunció que muchos bares del barrio Estación Argentina proveen droga al raleo a los jóvenes

17 días de impedimento otorgó un forense a la hermana María Elena Olguín, de 67 años, por las lesiones en el rostro producto de una golpiza propinada por vándalos que la noche del sábado allanaron la parroquia San Rafael del barrio Estación Argentina, situado por inmediaciones de la avenida Tres Pasos al Frente y cuarto anillo.

Una toma del frontis de la capilla (Fotografía “El Deber”)

La brutal agresión a la religiosa fue perpetrada por un grupo de jóvenes que, en criterio del vocero de la Iglesia católica, Erwin Bazán, actuaron alcoholizados y drogados.

El portavoz condenó el acto y a la vez agradeció a los vecinos que socorrieron a las desvalidas hermanas de la congregación Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Llamado a la Policía

Bazán manifestó que el desmesurado ataque a la capilla y a las religiosas es consecuencia de que en muchos locales de expendio de bebidas alcohólicas que funcionan en la avenida Tres Pasos al Frente comercializan droga e instó a la Policía a diseñar una estrategia para combatir este flagelo y brindar seguridad en la zona y en otros puntos de la capital cruceña.

“Hacemos un llamado a la Policía para que diseñe una estrategia para garantizar la seguridad. En la plaza del barrio Estación Argentina hay un puesto policial sin policías. Poner bardas más altas en una iglesia no es coherente, más bien tiene que estar siempre con las puertas abiertas”, indicó el vocero.

El responsable del hecho de violencia Dagner Cristián Mariaca fue enviado a Palmasola por orden judicial después de haber sido imputado por robo agravado y lesiones graves contra la religiosa. La fiscal Marina Flores presentó las pruebas