Análisis

Felipe Medina Espada: “Gran Hermano Bernardo Gantier Zelada”

Gran amigo de los pobres,
cura intelectual de los pocos;

La iniciativa del Gobierno Autónomo Municipal de darle la distinción de HIJO PREDILECTO DE LA CIUDAD la más acertada decisión, pues se trata de un sacerdote comprometido chuquisaqueño sucrense, defensor de lo justo y correcto y de los pobres;

Eso sí, siento mucha tristeza por el alejamiento de su cuna, la Sucre de sus desvelos familiares y trabajos en provecho de la educación y de la propia ciudad en tanto patrimonial, porque se viaja a Roma;

No tenerlo en los encuentros y saludos y estrecharnos en un abrazo con relativa frecuencia sobre la calle Grau o Calvo; no tenerlo como cabecera de consulta cuando tenemos que escribir sobre detalles del patrimonio de nuestra ciudad, la cuna de los hombres libres, o sencillamente dejar de entablar conversación sobre lo que sucede en nuestra ciudad, con sus altas y bajas, será una pena;

Pero, Bernardo viaja en obediencia de sus mayores, de sus nuevos rumbos de cumplimiento con el deber espiritual; Dios y los seres bondadosos le acompañen y las bendiciones para él, sean también bendiciones para nosotros, los habitantes de esta ciudad de ocurrencias insólitas de los últimos días, las noticias nada gratas, pero vamos adelante.

Suerte en tu viaje, respetado Bernardo.
Mandingo.