Análisis

Exportación de semillas

La Empresa Universitaria de Semillas Forrajeras Sociedad Anónima Mixta (SEFO – SAM) tiene su base de funcionamiento en el Fundo Universitario “La Violeta” en Tiquipaya. Es una empresa que exporta semillas a 21 países, entre cereales, leguminosas y gramíneas con el aval y la garantía de una empresa seria y con proyecciones para incorporar a productores campesinos para la exportación de sus productos.

La experiencia empresarial entra en vigencia a partir de marzo de 1977, con una estructura jurídica de una empresa universitaria que logra su Personería Jurídica como Sociedad Anónima Mixta el 13 de marzo de 1986 mediante Decreto Supremo Nº 11189, cuyos socios son la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), La Cooperación Técnica Suiza (Cotesu) y los Productores de Semillas y se rige bajo normas legales vigentes en el país y con autonomía administrativa y financiera.

La empresa tiene como principal finalidad, la producción, valorización y la comercialización de semillas forrajeras procurando asegurar al país una independencia en su producción, logrando la sustitución de la importación de semillas forrajeras para evitar la fuga de divisas al país. Asimismo, SEFO ofrece al productor agropecuario un surtido de especies y de variedades forrajeras de alta productividad y adaptada a las condiciones ecológicas de cada zona.

La empresa universitaria exporta con mayor preferencia leguminosas forrajeras tropicales, entre ellos América Latina: Perú, Ecuador, Colombia, Brasil, Argentina. Chile y Paraguay, Centro América: Panamá. Guatemala, Costa Rica, Honduras Santo Domingo, lo mismo que a Estados Unidos de Norte América, Europa: Italia, Alemania, Holanda y España, pero también a Belice, Mauritania y Pakistán.

En 44 años de trabajo en la producción de semillas forrajeras, la empresa se encuentra consolidada y fortalecida en su relación con el Gobierno, las instituciones públicas y privadas, pero también la interacción que desarrollan con los pequeños productores de semillas del interior del país con quienes se producen cereales, leguminosas y gramíneas, generando mejores condiciones de vida y de trabajo, pero también permitiendo que los productores exporten sus productos a nivel internacional.

SEFO desde su constitución como empresa vendió más de 15.150 toneladas de semillas forrajeras, lo que permite estimar que en el país se han sembrado 1.400.000 hectáreas de cultivos forrajeros, contribuyendo también en la producción de carne y leche para el país. Actualmente, SEFO trabaja con más de 1.500 familias de pequeños productores de semillas distribuidos en diferentes regiones del país: Departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y Potosí donde la empresa cuenta con centros de acopio y de recolección de semillas forrajeras.

El pago a los productores de semillas representa un promedio del 55 por ciento del precio de las ventas y que contribuye al desarrollo social y económico de las regiones productoras.
SEFO SAM no sólo promueve la producción de las semillas forrajeras, se preocupa también de mejorar las condiciones de vida y la calidad de la producción agropecuaria, permitiendo la exportación de sus productos a un mercado seguro y rentable.