La Paz

Encuentros parroquiales sinodales para una Iglesia paceña renovada

Dicen que cambiar el nombre redefine el camino y el destino de la persona. En la Biblia existen múltiples ejemplos de esta acción, solo por mencionar alguno encontramos a Jesús nombrando a Simón, el pescador, como Pedro (piedra), el renombrarlo significó un cambió en la vida de este humilde discípulo que no solo influyó en su vida sino en el destino de toda una Iglesia.

Este recurso de renombrar fue utilizado hoy por Mons. Percy Galván, Arzobispo de la Arquidiócesis de nuestra Señora de  La Paz en la Eucaristía que dio inicio oficial a los “Encuentros parroquiales sinodales” y que se desarrolló en la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya.

Para acompañar el proceso sinodal, sostuvo el Arzobispo, ustedes y yo nos vamos a cambiar de nombre ahora nuestro primer nombre será amor, el segundo caridad, el primer apellido paciencia, el segundo apellido esperanza y nuestro sobre nombre alegría.

Realmente estamos agradecidos con Dios, estos dos días, hemos tenido la oportunidad de encontrarnos con los niños, con los jóvenes, con las personas mayores y con los distintos cuadros pastorales de la parroquia a los que se ha explicado lo que es el camino sinodal, se han llenado las encuestas y además hemos escuchado muchas sugerencias en lo que se quiere para renovar nuestra iglesia paceña, afirmó Mons. Galván quien, además, enfatizó en la importancia de dar a la Iglesia un nuevo rostro capaz de responder a los nuevos desafíos de la realidad actual, todo a la luz del Espíritu Santo por eso se enfatizó mucho en el tema de la oración que cada vez sea más intensa, más profunda e incluso hasta contemplativa.

Tenemos que prepararnos para estos encuentros parroquiales sinodales, orando en cada eucaristía, recemos para que tengan éxito, para que haya un buen número de participantes, evaluemos en nuestra parroquia cómo está el caminar pastoral,  la catequesis, los acólitos, la pastoral juvenil, como está la Legión de María, cómo están los distintos ministerios, es necesario evaluar para potenciar lo positivo, desechar lo negativo y abrirnos a los nuevos desafíos que esta realidad nos presenta.

Finalmente Mons. Percy, exhortó a todos los bautizados en sus parroquias a participar activamente de estos espacios de diálogo y encuentro. Todos tenemos una palabra que decir, algo que sugerir para el bien de nuestra iglesia y de la labor evangelizadora, no nos excluyamos, no dejemos pasar esta oportunidad.

Los encuentros parroquiales sinodales serán presididos por Mons. Percy Galván, Mons. Pedro Fuentes, Mons. Basilio Mamani, Mons. Luis Durán y el Padre Daniel Carranza con el objetivo de orar juntos, reflexionar, proponer y celebrar en un ambiente fraterno.

Recordar es volver a vivir, rememorar los años de infancia, los caminos recorridos y las decisiones tomadas forman parte de este inverosímil paso que llamamos vida. Es tiempo de reescribir en las páginas de la historia de nuestra Iglesia para que las nuevas generaciones se expresen con gratitud ante quienes aceptaron el desafío de renovar la iglesia paceña a la luz del Espíritu Santo.