Internacional

EN LOS HOSPITALES DE LA CAPITAL AGOTADO LOS MEDICAMENTOS, PROPAGACIÓN DE EPIDEMIAS EN TODO EL PAÍS

(Mogadiscio)  – En los últimos dos meses, tras la llegada de muchos desplazados por la sequía, los hospitales de la capital somalí, Mogadiscio, tienen escasez de medicamentos. Los trabajadores de salud reportan que cinco pacientes murien cada días por la cantidad de epidemias que se están extendiendo por todo el país. La grave sequía que afecta a muchas partes de Somalia ha incrementado el número de muertes causadas por este fenómeno, incluso en áreas donde anteriormente había ocurrido muy pocas veces. Personas que padecen hambre se mueven en busca de ayuda a las ciudades y áreas urbanas del centro meridional del país. En un comunicado el director del hospital más grande de Mogadiscio, el Hospital Banadir, dice que la estructura ha agotado su suministro de medicinas a raíz del aumento repentino de los pacientes. El hospital no es respandado por nadie directamente, utiliza las medicinas proporcionados por DBG (Daryeel Bulsho Guud), una ONG con sede en Alemania, y por UNICEF y la OMS para los medicamentos contra la diarrea y el sarampión. La mayoría de los niños llegan al hospital en estado muy grave. Tres o cuatro de cada 100 pacientes mueren cada día debido a que no hay medios básicos para poder asistirles.

En los 4 primeros meses de 2011, en Banadir fueron admitidos 160 niños afectados de sarampión y otros 440 en el segundo cuatrimestre, 1.228 que sufren de diarrea en el primer cuatrimestre y otros 2.003 en el segundos. Las epidemias se propagan rápidamente debido a que no hay vacunas en las zonas actualmente afectadas por la sequía. En la vecina Kenia, donde muchos somalíes buscan refugio, la OMS y UNICEF, junto con el Ministerio de Salud de Kenia, están planificando campañas de vacunación contra el sarampión y el polio para 215.000 niños menores de 5 años de Mogadiscio y los que viven a lo largo de la frontera, incluyendo el campo de refugiados de Dadaab, en Kenia, y los distritos de Fafi Lagdera y zonas mogratorias como el municipio de Garissa.