Santa Cruz

El Vicariato Ñuflo de Chávez agradece el servicio misionero de dos grandes servidores de Dios

Agradecemos al P. José Suk por su infatigable labor misionera en la parroquia de San Antonio de Lomerío durante los desde el año 2011 hasta la fecha. El Buen Pas-tor lo llama a su rebaño en la diócesis nata de Degou – Corea. Gracias Padre José por su amor al Pueblo de Dios: Los niños, las familias, los líderes de tantas comuni-dades lomerianas, los ancianos, su preocupación constante para que la Buena Noti-cia de la Salvación se extienda también por las ondas radiales, las innumerables ini-ciativas pastorales se quedan siempre en la memoria y en el corazón de este Pueblo. Gracias también por apoyar la fraternidad sacerdotal del Vicariato. ¡Chapie!

También la Hna. Mary Selva Arteaga, MESST, viajará a mediados de enero 2017 a México. Su trabajo pastoral en la parroquia de la Inmaculada Concepción durante estos últimos tres años queda grabado en los corazones de la Infancia y Adolescencia Misionera, de los jóvenes que preparaba para el sacramento de la Con-firmación, en las mujeres de las diferentes comunidades, y en los pobres. La Virgen María de Guadalupe te acompañe en esta nueva misión. ¡Gracias por todo!