Internacional

El Vaticano estudia 170 propuestas de obispos y expertos para actualizar el Código Canónico debido a los abusos

El presidente del Pontificio Consejo para la interpretación de los Textos Legislativos del Vaticano, el cardenal Francesco Coccopalmerio, ha indicado que siguen trabajando en la actualización del Código de Derecho Canónico debido a los abusos sexuales y que, tras enviar un primer borrador a las conferencias episcopales del mundo y a las facultades de derecho canónico, ahora están valorando las 170 propuestas que han recibido.

“En el caso del derecho penal estamos haciendo un buen trabajo desde hace cinco años, hay una comisión para reformar el libro sexto del código –referido a las sanciones en la Iglesia–. Ya se ha enviado un primer borrador a las conferencias episcopales y a facultades de derecho canónico. Hemos recibido unas 170 propuestas. Ahora estamos valorándolas”, ha explicado este miércoles antes de ser investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Comillas.

Por otro lado, respecto a las causas de nulidad matrimoniales, Coccopalmerio ha indicado que se está estudiando la posibilidad de que el procedimiento de nulidad sea “más simple y rápido” después de que en la Asamblea del Sínodo de octubre se propusieran soluciones aunque “de una manera no muy precisa o técnica”.

En cualquier caso, el cardenal ha subrayado que “la fe es importante para declarar un matrimonio válido o nulo, pero no una fe genérica, sino la referida a los elementos esenciales del matrimonio –indisolubilidad, único–” y ha precisado que “si no se aceptan estos elementos fundamentales el matrimonio sería nulo”.

Sobre la reforma de la Curia, Coccopalmerio ha apuntado que “es importante”, que están empezando y esperan “que vaya adquiriendo más vigor”. En este sentido, ha indicado que la Curia “debe estar al servicio del Papa y de las iglesias y los obispos” y ha apostado por la “internacionalización de la Curia” pues, a su juicio, es “importante” que en ella estén “personas de todo el mundo, pero también que sean competentes en el desarrollo de su actividad”.

Coccopalmerio ha explicado que ante las reformas que quiere emprender el Papa “no hay ninguna resistencia” aunque ha admitido que “hay personas convencidas de su pensamiento que temen que estos principios doctrinales puedan sufrir daños”, algo que, a su parecer, es “una demostración de sinceridad”.

Atendiendo al Sínodo de la Familia, el cardenal ha recordado los tres puntos en los que el Pontífice basó su discurso: “que cada uno tiene derecho a decir todo lo que piensa con libertad y sencillez, que si alguien no está de acuerdo con lo que escucha debe mantenerse en calma y que el Papa es el centro de la unidad y la ortodoxia y se ha de confiar en él”. Además, ha añadido que ha habido “sensibilidad en cuestiones pastorales”.

Asimismo, ha indicado que “las personas con problemas han de ser cuidadas” y que “es necesario, a veces incluso más que la doctrina, mirar a las personas, considerar sus condiciones concretas, sus problemas y su sufrimiento para dar respuestas concretas”. Así, ha recordado a su mentor, el cardenal Martini, para afirmar que él sigue su línea de “atender a las personas, a las que quería escuchar porque quería saber qué pensaban”.

EL “ÁNGEL DE LA GUARDA” DEL PAPA

Preguntado por si Francisco puede estar en peligro, Coccopalmerio ha indicado que “el Papa tiene un ángel de la guarda muy poderoso”. También se ha referido al secreto del éxito del Pontífice: “Él mira a los ojos y dice ‘Tú eres muy importante para mí, te escucho y te considero una persona con valor, te aprecio’. Las personas lo perciben, es un amor del Papa hacia las personas, y viceversa”. Según ha asegurado, “el Papa es conocido y amado también por los no creyentes, que incluso dicen que experimentan sentimientos de fe”.

En el marco de su investidura como Doctor Honoris Causa, el cardenal Coccopalmerio ha señalado que siente “gratitud y afecto por Comillas y por la Facultad de Derecho Canónico” y ha elogiado a la profesora de Derecho Canónico y Eclesiástico del Estado Carmen Peña, que participó activamente en el Sínodo de la Familia.