Internacional

El Vaticano bendice al Camino Neocatecumenal

(CIUDAD DEL VATICANO) El Aula Pablo VI del Vaticano irradiará hoy Nueva Evangelización por los cuatro costados. Unos 8.000 miembros del Camino Neocatecumenal se encontrarán con Benedicto XVI en un acto en el que se palparán los innumerables frutos que surgen de esta realidad eclesial.CIUDAD DEL VATICANO– Por si esto fuera poco, el Pontificio Consejo para los Laicos leerá allí mismo el decreto de aprobación de las celebraciones contenidas en el Directorio Catequético del Camino, aceptado hace un año. Así, la Santa Sede pondrá el sello final a la gestación de la vida cristiana que promueve el Camino.

Los iniciadores del Camino Neocatecumenal, los españoles Kiko Argüello y Carmen Hernández, serán recibidos por el Pontífice acompañados del sacerdote italiano Mario Pezzi. Juntos forman el equipo responsable internacional de esta realidad eclesial.
La aprobación de las celebraciones contenidas en el Directorio Catequético, que se efectuará en la audiencia, marca el final del iter de aprobaciones del Camino. Han sido estudiadas primero desde el punto de vista teológico y ahora reciben el visto bueno final por la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Estas celebraciones marcan el crecimiento del hombre en la fe según se van realizando.

El encuentro con el Santo Padre vivirá su momento álgido cuando envíe 18 nuevas misiones «ad gentes», algo que ya ha hecho en otras ocasiones. Esta modalidad de evangelización, que desde hace unos años puso en marcha el Camino Neocatecumenal, lleva a familias cristianas acompañadas de un sacerdote a lugares donde la Iglesia no puede llegar o a ciudades en las que la secularización y pérdida de la fe han hecho verdaderos estragos. Así, este método –reclamado por el obispo de cada lugar– se ha convertido en una verdadera fuente de vida cristiana. Algunos de los destinos a los que partirán las familias en esta ocasión serán Viena, Manchester, Papúa-Nueva Guinea, Montpellier, Marsella o una ciudad de Australia donde viven los aborígenes.

Además, serán enviadas por el Pontífice otras familias que mostrarán en su nueva ciudad cómo es una familia cristiana. Como resultado de esta gestación de la fe, son también abundantes las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa. En la actualidad, existen 86 seminarios diocesanos misioneros erigidos por cardenales y obispos de todo el mundo en los que se forma a jóvenes que recorren este itinerario postbautismal. Por eso, en el encuentro participarán unos 2.000 seminaristas de toda Europa junto a 1.200 sacerdotes de todo el mundo formados en estos seminarios «Redemptoris Mater». Los responsables de llevar la Buena Noticia a cada rincón del planeta –miles de catequistas itinerantes del Camino– mostrarán también su fidelidad y afecto al Papa.

Además, desde sus respectivos países llegarán los párrocos y responsables de las parroquias que han terminado el itinerario neocatecumenal. Todos ellos presenciarán cómo la Orquesta Sinfónica creada hace un año por Argüello interpreta el ya conocido «Resurrexit», un regalo para Benedicto XVI, quien ya escuchó hace un año una pequeña parte de la obra «El sufrimiento de los inocentes», compuesta por el iniciador del Camino.