Internacional

El Papa destituye a un obispo de Paraguay por conflictos con otros prelados

El Papa Francisco ha cesado al polémico obispo paraguayo Rogelio Ricardo Livieres Plano por el bien «de la unidad de la Iglesia en Ciudad del Este y de la comunión episcopal en Paraguay». Se trata de un caso de enfrentamiento y falta de respeto a otros obispos, junto con gestión anómala del seminario y algunos donativos.

El comunicado del Vaticano afirma que la decisión ha sido «costosa» pero «determinada por serias razones pastorales» después de «un cuidadoso examen de las visitas apostólicas efectuadas al obispo, la diócesis y los seminarios de Ciudad del Este». El Papa invita a la Iglesia de Paraguay «a un serio proceso de reconciliación y superación de cualquier sectarismo y discordia».

La visita apostólica fue realizada el pasado mes de julio por el cardenal español Santos Abril, arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor en Roma. Naturalmente, el enviado del Papa no hizo comentario público alguno, pero los enfrentamientos del obispo Livieres con el arzobispo metropolitano de Asunción, Eustaquio Pastor Cuquejo, eran públicos e incluso llegó a insultarle cuando el metropolitano le pidió tomar cautelas respecto a un sacerdote argentino acusado de abuso de menores.

El obispo cesado declaró hace meses que la visita apostólica era debida a que el nuncio y otros obispos paraguayos le «calumniaron» enviando a Roma «informes falsos». Les acusaba también de seguir la teología de la liberación y de errores doctrinales, que justificaban la apertura de su propio seminario diocesano en Ciudad del Este. El pasado mes de julio, el visitador apostólico le prohibió realizar nuevas ordenaciones sacerdotales hasta que Roma se pronunciase sobre su caso.

Los ceses de obispos oscilan entre media docena y una docena cada año, pero siempre que es posible se hacen de modo discreto. El nuncio invita al interesado a presentar la renuncia, y el Papa se la acepta.

En sus ocho años de pontificado, Benedicto XVI forzó el relevo de más de medio centenar de obispos, probablemente en torno a ochenta, según fuentes vaticanas. En alguna ocasión también expulsó a obispos del sacerdocio y del episcopado, como ha hecho el Papa Francisco con el ex nuncio en República Dominicana, Józef Wesolowski, por abuso de menores.

El exdiplomático se encuentra desde hace dos días bajo arresto domiciliario en el Vaticano a la espera de un juicio penal ante el Tribunal del Estado del Vaticano que iniciará probablemente en diciembre o enero.