Internacional

Diario Clarín de Buenos Aires califica de “disparatado” el encuentro que Morales tuvo con el Papa

Julio Algarañaz, el corresponsal en el Vaticano del diario Clarín de Buenos Aires, calificó de “disparatado” el encuentro que mantuvieron este viernes el presidente Evo Morales y el Papa Francisco.

 

“¡Hermano Papa, qué alegría verlo!”, le dijo Evo a Bergoglio a todo volumen. El pontífice argentino le respondió en voz baja y la gente de prensa no entendió lo que decía. Otra vez, el presidente Morales le repitió en voz alta: “¡Hermano Papa, qué alegría verlo!” cuando ambos se sentaron” en la sala donde se realizan los encuentros con Jefes de Estado, relató Algarañaz.

La nota del Clarín menciona también el comunicado de la Santa Sede a propósito del encuentro, que definió como de “lenguaje elíptico”.

La reciente crisis entre el gobierno y los obispos bolivianos después de la aprobación de la Carta Pastoral fue mencionada en una frase genérica: “Se habló de las relaciones entre la Iglesia y el Estado”. Según el Vaticano también se incluyó en la conversación “la larga tradición cristiana de Bolivia y la contribución decisiva de la Iglesia a la vida de la nación”.

Algarañaz añade que “en esto seguramente la voz cantante la llevó Francisco, que defendió a los obispos como era prácticamente obligatorio”.

Morales recomendó al Papa que bebiera coca. “Yo la tomo y me hace muy bien, se la recomiendo, así aguanta toda la vida”, dijo el Presidente frente a los periodistas.

Morales, dijo Clarín, vestía un traje “realmente elegante” y se presentó con entusiasmo ante Papa Francisco. Según la versión, Jorge Bergoglio no respondió mientras los funcionarios de protocolo y seguridad pedían a periodistas y fotógrafos abandonar el salón.

Al finalizar, Morales le regaló al Papa dos libros: “Coca, la dieta citogénica”; “Coca, un biobanco” y “La coca contra la obesidad”, según agencias internacionales, además de u n busto de Túpac Katari, tallado en madera.

También le entregó cartas escritas por representantes de la Central Obrera Boliviana (COB) y la Conalcam en las que critican la carta pastoral de los obispos.
Francisco obsequió al Presidente el medallón de San Martín de Tours, patrón de Buenos Aires y símbolo del amor hacia los pobres, que suele entregar tras sus audiencias privadas. También le obsequió el texto “Amoris Laetitia” y un ejemplar de “El nombre de Dios es misericordia”, una extensa entrevista realizada al Pontífice y publicada como libro.