Santa Cruz

Despedida del Fr. Félix Vargas Castellón, OFM

Alabado seas mi Señor por nuestra Hermana la Muerte corporal de quien ningún hombre viviente puede escapar! (…) ¡Bienaventurados los que encuentre cumpliendo tu muy santa voluntad pues la muerte segunda no les podrá hacer mal!

(+) Fr. Félix Vargas Castellón, OFM
10.07.1943 – (+) 10.09.2020

(Cántico de las criaturas de San Francisco de Asís)

La tarde del jueves 10 de septiembre del 2020, nuestro Padre Dios tuvo a bien visitarnos en el convento San Francisco (Cochabamba) y llevar a su seno a Fr. Félix Vargas Castellón, OFM. Él falleció a los 77 años de edad, 51 de profesión religiosa y 43 de presbiterado. Esta triste noticia fue comunicada a todas las fraternidades, familiares y amigos, quienes pronto expresaron sus condolencias.

Fr. Félix era oriundo de Rosario de Ingre; sus padres fueron el señor (+) Jesús Vargas Rosas y la señora (+) Ana Castellón Guillen.

En la Iglesia y la Orden, Fr Félix Vargas desempeñó los servicios de Guardián, Vicario, Vice Maestro, Asesor Nacional de la OFS, Párroco y Vicario parroquial.

Quienes compartieron con él lo describen como un hombre sencillo y alegre. Al interior de la vida franciscana se destacó por el amor a la liturgia y el canto. A lo largo de su vida consagrada sirvió al Señor en las fraternidades de San Francisco (La Paz), San José de la Recoleta (La Paz), San Pedro (Machareti y Yacuiba), El Hospicio (Cochabamba), Santa Ana del Monte Sión (Sucre), San Francisco (Oruro), Santa María de los Ángeles (Camiri), San Francisco (Santa Cruz), y San Francisco (Cochabamba).

Fr. Kasper Kapron, Guardián de la fraternidad San Francisco, que compartió con él los últimos meses lo recuerda como: un fraile que vivía plenamente su vocación franciscana: “era un hombre alegre y al mismo tiempo seriamente comprometido. Un hermano sincero y valiente que amaba la Orden y la Provincia. Sabía trasmitir ese amor a los hermanos profesos temporales. Nos dejó un digno testimonio de celo sacerdotal, de fidelidad al Evangelio y de responsabilidad por la comunidad. Amante de la naturaleza y de estar junto con los demás en fraternidad. Entregado hasta los últimos días para el bien de la comunidad”

En la casa de formación era el Vice Maestro. Fr. Itamar Pesoa, expresa: que: “a nuestro queridísimo padre Félix lo apreciábamos mucho por su simpatía, alegría, paciencia y disponibilidad. Sus consejos y correcciones fraternas daban un toque especial a nuestra fraternidad. Siempre abierto para escuchar y corregir al hermano. Una de las anécdotas que permanecerán en nuestras memorias es que nos esperaba con sus ensaladas para el almuerzo y era el protocolante de las fiestas. Era un hermano extraordinario, a pesar de las dificultades que tenía estaba siempre disponible para los demás, para darnos consejos y ánimos en el seguimiento a Cristo a través de los pasos de nuestro padre San Francisco. Lo recordaremos como uno de los ejemplos que pone san Francisco del hermano menor.”

Padeció el coronavirus durante un mes, lo supo sobrellevar con fe, fortaleza y esperanza. Puso su enfermedad en manos de Dios.

Sus funerales se efectuaron en el templo de San Francisco y fue sepultado en el mausoleo, junto a otros hermanos de la Orden de los hermanos Menores, en la ciudad de Cochabamba.

Oremos por él y ofrezcamos los sufragios prescritos en nuestros Estatutos Particulares.

¡DESCANSA EN PAZ, HNO. FÉLIX …
ORA POR NOSOTROS!

 

Fuente: Facebook – Campanas