Internacional

Crónicas Vaticanas: Curso para “Obispos bebés”

Esta curiosa expresión nació en inglés: “baby bishops”, y fue acuñada por vaticanistas que daban cuenta de los cursos de formación que el Vaticano ofrece a todos los obispos nombrados en el transcurso del año precedente.
Se trata de una semana de formación en la que los “nuevos obispos”, relativamente jóvenes, se empapan de algunas temáticas pastorales y canónicas con las que tendrán que gobernar sus diócesis.
Sin embargo, en esta ocasión el curso es especial ya que después de dos años con la imposibilidad de realizar el curso debido a la pandemia, este año el Vaticano finalmente ha convocado a todos los obispos que no han participado en este espacio de formación: desde los cinco continentes han llegado alrededor de cuatrocientos obispos y por esta razón se han divido en dos grupos. Por ejemplo, el segundo grupo que realizará el curso del 12 al 19 de septiembre cuenta con 180 prelados.
La semana de formación en esta ocasión lleva como tema: “Anunciar el Evangelio en el cambio de época y después de la pandemia: el servicio de los obispos”, y se realiza en las instalaciones de la Universidad Regina Apostolorum, regentada por los Legionarios de Cristo. Durante esta semana los “nuevos obispos” tendrán varias conferencias sobre la sinodalidad, la reforma de la curia, el derecho canónico, la protección de menores, etc; además concelebrarán una misa con el Papa y también podrán conocer la Capilla Sixtina. Así que por las callejuelas cerca del Vaticano, se ven muchos eclesiásticos que si no fuera por el anillo episcopal y la cruz pectoral, se confundirían con los estudiantes de doctorado de las universidades pontificias.
Siempre en temas de visitas episcopales, esta vez ya no de “obispos nuevos”, un selecto grupo de 91 arzobispos también participaron de un curso de formación trienal. Se trata de los Nuncios Apostólicos de todo el mundo, ellos son los representantes diplomáticos de la Santa Sede (embajadores del Papa) que fueron convocados al Vaticano del 7 al 10 de septiembre. Los prelados también tuvieron una audiencia con el Papa y en su discurso Francisco les pidió: colaborar en la difusión, y entrada en vigor, de la reforma de la Curia que afecta a toda la Iglesia y no sólo al Vaticano; y que promuevan con decisión la sinodalidad.
No cabe duda que el nuevo año que ha comenzado en el Vaticano está siendo muy dinámico, comenzando con el consistorio realizado los últimos días de agosto, las distintas reuniones convocadas por la Santa Sede, que ha incluido esta semana un Congreso Internacional de Catequistas que ha reunido gente de todo el mundo entre el 8 y el 10 de septiembre.
Además el Papa constantemente subraya la sinodalidad que se está viviendo en toda la Iglesia y que tendrá un momento importante en la Asamblea Sinodal que tendrá lugar en octubre 2023. Recientemente desde la Secretaría General del Sínodo se ha hecho saber que nunca antes se recibió tantas respuestas de las conferencias episcopales, resultado que anima a proseguir en este “proceso sinodal” que después de haber culminado en su fase diocesana y nacional, ahora está entrando en la Fase Continental.
***Post Data***
Rezamos por el Papa Francisco que sigue trabajando por la paz y que del 13 al 15 de septiembre viajará a Kazajistán donde encontrará muchos representantes de otras religiones.
Autor: Ariel Beramendi