Internacional

Comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina ante la muerte del Fiscal Nisman

Ante la muerte del Fiscal, Dr. Natalio Alberto Nisman, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina publicó ayer, 21 de enero, un comunicado, en el que los obispos expresan ante todo su afecto y oración por la madre y toda la familia del fallecido, y piden a Dios el consuelo de la fe. Sentimientos que hacen extensivos a las personas cercanas a su afecto y trabajo.

“Como pastores – se lee textualmente en el comunicado – compartimos la conmoción, perplejidad e incertidumbre que en estos días afectan a los argentinos. No obstante, confiamos en las instituciones de la República, para superar las sombras de impunidad que dañan la salud de la democracia”.

Los obispos argentinos también expresan que sienten “la necesidad de hacer un llamado a las autoridades y a toda la dirigencia política a poner todo el esfuerzo, honestidad y capacidad investigativa, para alcanzar la verdad, única base de la justicia”.

Y recuerdan cuanto afirmaron oportunamente, a saber: “Debemos enfrentar estos desafíos confiando en las reservas morales y en los profundos valores que son el sustento de nuestra convivencia, porque la falta de verdad despierta profunda desconfianza y termina dañando el tejido social” (Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad, 30).

Además, manifiestan que como Nación soberana necesitan estar a la altura de las exigencias judiciales e institucionales, para que este doloroso acontecimiento sea esclarecido. De ahí que alienten “a mantener serenidad y cautela en los juicios, firmeza y perseverancia en la búsqueda de la verdad”.

Por otra parte, invitan al pueblo argentino a intensificar la Oración por la Patria en todas las comunidades, así como también a los hermanos de otras confesiones cristianas y otros credos a permanecer unidos en la plegaria y piden a los hombres y mujeres de buena voluntad que unan sus pensamientos a esta causa.

“Con fe y esperanza – concluye el comunicado de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina – volvemos nuestra mirada a la Virgen de Luján, para que ella nos siga acompañando en la construcción de una Patria unida, justa y pacificada”.