Sucre

Colegio Loyola celebra Bodas de Oro

En medio de muchas carencias en cuanto a inmobiliario e infraestructura, la Unidad Educativa Loyola de Fe y Alegría ayer celebró con misa y desfile sus 50 años, y con la satisfacción de que el 95 por ciento de sus alumnos logra ingresar a las universidades.

El Colegio Loyola forma parte del sistema de Fe y Alegría, que en un convenio entre Iglesia y Estado lleva adelante la formación integral de los estudiantes, mediante la formación de valores en los niños y jóvenes.

Sin embargo, el Estado, en este caso la Alcaldía, según los maestros, no cumple con su compromiso de refacción y mejoramiento de la infraestructura educativa que data de hace más de 40 años.

Los aproximadamente 2.000 alumnos que alberga este establecimiento en sus tres turnos, carecen de pupitres y conti- núan pasando clases de educación física en un campo deportivo de tierra y expuestos al sol, por lo que su principal necesidad es la construcción de un tinglado.

“El colegio nace el año 1961 en el barrio Ferroviario en una casita alquilada a la cabeza de la gran educadora Carmen Guzmán que trabajaba en condiciones precarias (…) Cinco años más tarde se integra al sistema de Fe y Alegría, que bajo la dirección del padre Antonio Jesús Jaurequizar logra salir adelante”, recordó la directora del turno de la tarde, Ibeth Pool.