Destacadas

Cierre del Año de la Vida Consagrada en Cochabamba

Con una celebración Eucarística, ayer por la tarde, se concluyó el año dedicado a la vida consagrada, en la Arquidiócesis de Cochabamba.

La celebración fue presidida por el Arzobispo, Mons. Oscar Aparicio Céspedes, con la presencia del Obispo Auxiliar Mons. Robert Flock y el responsable de la vida consagrada en la Arquidiócesis, Mons. Tito Solari. Además se asistieron los sacerdotes de las comunidades religiosas y al rededor de 50 comunidades religiosas que brindan su carisma en la llajta.

Durante la homilía Mons. Aparicio recordó que todos los que han sido llamados por el Señor, a consagrar su vida, no dejan de vivir su humanidad y menos de tener tentaciones. Es por ello que pidió a los religiosos y religiosas no olvidar de dónde vienen y para qué han sido llamados. Que su entrega de amor a Cristo presente en los hermanos sea la fortaleza para vivir su vida de consagrados y consagradas.

Mons. Tito Solari también les envió una palabras recordandoles que al igual que el pueblo de Israel, la vida consagrada ha sido llamada a la tierra prometida, que en este caso es su comunidad religiosa y su destino de servicio pastoral.

Al concluir la celebración se entregaron unas plantitas a cada comunidad como signo y compromiso del seguir trabajando por el crecimiento del Reino en la tierra.