Sucre

Centellas: “No somos el centro… colaboremos para que otros se desarrollen”

La viuda pobre del evangelio

En la reflexión dominical de este domingo XXXII del tiempo Ordinario, el Arzobispo de Sucre, Mons. Ricardo Centellas, exhorta a trabajar por los más pobres, los indefensos e inocentes para que se desarrollen y así crecer como humanos.

Felices los que tienen alma de pobre, porque a ellos les pertenece el Reino de los cielos, ¡aleluya!”

“La forma de vivir de la viuda es la mejor. Es aquella que está encaminada para hacer el bien a los demás. El centro no somos nosotros, son los pobres, indefensos e inocentes. Si vivimos para ayudar a los demás entonces crecemos como humanos”.

“Oremos para que nuestra vida esté orientada en ese sentido. Seamos capaces de orar, colaborar para que los otros crezcan, se desarrollen y con la gracia de Dios seamos capaces de cuidar la vida de los demás. Si no entramos en esa dinámica no crecemos ni como personas, ni como familia, ni como sociedad. Tampoco como iglesia. Que Dios nos bendiga y nos oriente en ese sentido. Amén” (Mons. Ricardo Centellas, Arzobispo de Sucre)

 

 

[Fuente: CENACOM]

[Imagen: ecosdelapalabra.com]